No son nicaragüenses, pero sintieron como propio cada centímetro de selva que se vio afectado por las llamas que durante once días quemaron una pequeña porción de la Reserva de Biósfera Indio Maíz. Con su esfuerzo ayudaron a extinguir el siniestro.

Estos hermanos centroamericanos y mexicanos que participaron activamente con sus helicópteros cisternas para sofocar las llamas, tienen muchos años y horas acumuladas de vuelo combatiendo incendios forestales en sus respectivos países.

En la Reserva Indio Maíz superaron más de 500 descargas de agua lanzadas al área afectada y ahora que su importante trabajo culminó, están muy orgullosos de haber contribuido con el país, brindado su solidaridad de pueblos hermanos.

pilotos

Hondureño con raíces nicaragüenses

El jefe maestro Mario Quiñones, de la Fuerza Aérea Hondureña, dejó a su esposa en casa y desde el primer momento que le orientaron la misión, no dudo en sumarse al grupo de cinco tripulantes del helicóptero UH1H, especializado en el sistema bambi bucket.

Este piloto, con 21 años de integrar las Fuerzas Armadas de Honduras, decidió sumarse al equipo por dos cosas: tiene la experiencia suficiente para combatir incendios forestales y la más importante, está unido al país por su abuela de origen nicaragüense.

No es la primera vez que está en el país, ha venido en diversas ocasiones para visitar a su abuela.

pilotos

Participar en la extinción del fuego, lo llena de mucho orgullo, porque por primera vez ayuda al país de su abuela, lo que le hace sentirse un nicaragüense más. Está muy sorprendido del amor que la comunidad de San Juan de Nicaragua mostró por su Reserva, también por el compromiso de los militares del Ejército de Nicaragua y la importancia dada por el gobierno del presidente Daniel Ortega Saavedra.

“Toda mi vida y formación militar ha sido pilotear un helicóptero y operar la máquina para todo tipo de operaciones que pueda realizar nuestra nave UH1H. Todos los años tenemos en nuestro país dos temporadas al año, sobre todo en el verano, que estamos combatiendo incendios forestales en una zona montañosa, entonces tenemos bastante problemas en el control de incendios, por eso tenemos experiencia en el combate de incendios con nuestro equipo”, dice Quiñones, que aplaudió como las mujeres nicaragüenses se integran plenamente a ayudar .

“Son muchas situaciones que me voy a llevar en mi corazón, sobre todo cómo se cuida la naturaleza, voy muy impresionado de ver cómo este pueblo cuida su comunidad y espero que sigan así, como hondureño voy con mucha experiencia aprendida, yo voy sorprendido”, añadió el piloto hondureño.

pilotos

El capitán segundo de la Fuerza Aérea Mexicana, Federico Asensio, del estado de Guadalajara, tiene tres años de pilotear el helicóptero MI17, su misión principal es combatir los incendios forestales en su país, entre los meses de marzo y agosto.

Comentó que algo que ayudó mucho a extinguir el incendio en Indio Maíz fue la cercanía de los ríos, lo que permitió hacer muchas cargas y descargas del agua en la zona afectada.

En su natal México, tiene a sus dos hijos pequeños, a su esposa y a su madre, quienes están muy orgullosas por su trabajo porque le permite ayudar a países hermanos como Nicaragua.

pilotos

Ha trabajo apagando fuegos en Jalisco, en México y Guajaca, todos de gran magnitud, en los cuales se utilizaron una docena de helicópteros, que tardaban más de un mes para sofocarlos por completo.

“Que se hayan metido a esos terrenos pantanosos, eso habla muy bien de la gente de Nicaragua, de su amor por la tierra, por su país, que tienen conciencia de amor por el medio ambiente. Me llevo una excelente impresión del pueblo. Y del Ejército, mis respeto, me sorprendió la calidad con que trabajan y sobre todo la calidad humana”, señaló Asensio.

Este mexicano valora mucho su trabajo y asegura que vale la pena porque ayudar a extinguir incendios forestales, “ayuda también a mi familia, a las actuales y futuras generaciones para que tengan un medio ambiente sano”.

“Somos pueblos hermanos centroamericanos, para nosotros es un gran honor haber participado para ayudar a Nicaragua. Estamos contribuyendo a restablecer un pulmón de Centroamérica, hemos venido a solidarizarnos con los nicaragüenses”, dijo el piloto salvadoreño Capitán Rubén Morales Pasos.

En total son 15 tripulantes de estos tres helicópteros, cinco por cada nave que han ayudado grandemente a nuestro país, que le agradece profundamente este apoyo.

pilotos

pilotos

pilotos

pilotos

pilotos

pilotos