El Presidente del Banco Central de Nicaragua, compañero Ovidio Reyes, brindó ante los diputados en la Asamblea Nacional, un informe sobre el estado de la economía el año pasado, subrayando que tuvo un crecimiento del 4.9 por ciento.

La economía registró un desempeño económico positivo, caracterizado por el crecimiento de la actividad económica y la generación de empleo, el manejo prudente de las finanzas públicas, el fortalecimiento de la reservas internacionales y la sanidad del sistema financiero.

"El Producto Interno Bruto creció 4.9% en el 2017, resultado con el que Nicaragua ha logrado alcanzar por octavo año consecutivo un crecimiento promedio de 5.2%", reflejó el informe brindado por Reyes.

De igual manera señaló que la inflación se mantuvo baja, reflejando una variación acumulada de 5.68%, lo cual estuvo asociado al buen régimen de lluvia y la baja inflación internacional.

"El contexto internacional favorable y un buen régimen de lluvia favorecieron el crecimiento de las exportaciones, así  como también un aumento en el flujo de remesas familiares y el turismo que en su conjunto contribuyeron al fortalecimiento de las reservas internacionales y la sanidad del sistema financiero" destaca el informe.

Reyes señaló que este ritmo de crecimiento en el periodo 2010-2017, permitió alcanzar un PIB per cápita de 2.161 el año pasado, lo que ha favorecido una mejora en los indicadores de pobreza. El salario nominal promedio creció un 5.5%, resultando un crecimiento de 1.5 % en términos reales.

Sistema financiero robusto

En tanto la política fiscal se mantuvo prudente, registrando un déficit del sector público no financiero de 1.9 % del PIB, mientras el endeudamiento público con respecto al PIB se ubicó en 47%, mayor en 2.0 porcentuales respecto al 2016.

El presidente del BCN resaltó ante los legisladores, que el sector financiero continuó creciendo a buen ritmo, al tiempo que se fortalecía su marco regulatorio.

Los indicadores del sistema financiero mostraron un desempeño sano en términos de calidad de la cartera, rentabilidad, adecuación de capital, liquidez y morosidad. La estabilidad del sistema financiero se continuó apuntalando mediante la implementación de nuevas políticas macroprudenciales, orientadas a consolidar la gestión de los riesgos sistemáticos, y otros cambios en el marco regulatorio”.

El valor de las exportaciones de mercancías totalizó los 2,548.3 millones de dólares, registrando un crecimiento del 14.5% con respecto a lo registrado en 2016. Las exportaciones de zona franca mostraron similar desempeño al crecer 1.0%, alcanzando los 2,638 millones de dólares. Las importaciones ascendieron 6,092 millones, con un crecimiento del 3.5 %.