El Ministerio de Salud (Minsa) realiza en Managua el Primer Congreso Internacional de Genética Humana, en el que participan expertos de España, México, Colombia y Nicaragua.

Carlos Sáenz, secretario general del Minsa, indicó que este congreso viene a fortalecer capacidades y conocimientos técnicos a los especialistas, médicos y enfermeras del sistema público y privado del país.

"Los problemas congénitos representan la segunda causa de muerte de niños menores de cinco años a nivel de las Américas", destacó Sáenz.

En el mundo, una de cada 33 personas nace con problemas genéticos, además, causa 3.2 millones de discapacidades por año.

"Nuestro buen gobierno a través del programa Todos Con Voz, con los equipos de salud captamos los casos de problemas genéticos, los revisamos y hacemos todas las gestiones pertinentes para su atención especializada", aseveró Sáenz.

Afirmó que muchos de estos problemas se pueden corregir si se ven a tiempo.

"Hemos alcanzado cobertura de controles prenatales arriba del noventa y cinco por ciento", apuntó el secretario general.

Hace cinco años Nicaragua sólo tenía un médico genetista, en la actualidad hay cuatro médicos genetistas clínicos y siete asesores genéticos formados en biología molecular.

El doctor Gerardo Mejía, primer genetista nicaragüense, comentó que Nicaragua ha avanzado en el registro de personas con enfermedades genéticas.

"Estamos teniendo mucho éxito con el registro de malformaciones, haciendo pruebas para un laboratorio de citogenética en el Hospital La Mascota. En dos años las malformaciones del sistema nervioso central han sido las más frecuentes, como microcefalia y defecto del tubo neural", señaló.

El genetista José Elías García, de la universidad de Guadalajara, México, dijo que "no podemos estar aislados, somos países latinoamericanos, tenemos cosas en común y es importante conocer los esfuerzos nacionales para compartir experiencias entre todos los expertos".