La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República de Nicaragua, anunció que la Asamblea Nacional ha concluido el Plan para un debate nacional, “que ayudará a fortalecer la armonía y los vínculos afectivos saludables en la Familia”.

Rosario agradeció los mensajes recibidos de padres y madres de familia, de líderes religiosos que compartirá con la población “disponiéndonos todos a trabajar juntos, conocer y a escucharnos, conocer todas las leyes”.

“Desde la Asamblea Nacional, el Dr. Gustavo Porras me ha hecho  llegar el Plan de Trabajo para promover un debate nacional que nos ayuda a fortalecer la armonía y los vínculos afectivos saludables en la Familia”, reiteró la Compañera Rosario.

“Es un debate nacional que estamos abriendo para conocer lo que tenemos, actualizar lo que tenemos en lo que quepa actualizar lo que tenemos; quiero decir el análisis, el conocimiento, la disposición entre todos; todos los sectores sociales, organizaciones, movimientos populares, organizaciones religiosas, organismos internacionales , entidades privadas que impulsan acciones de resguardo y promoción de la niñez y la adolescencia, la juventud, la Familia, van a ser convocados por la Asamblea Nacional”, dijo la Compañera Vicepresidenta.

Añadió que en ese debate estarán presentes las instituciones públicas y de la sociedad, que se hacen cargo de estos temas “para reconocernos y conversar sobre lo que hemos avanzado y lo que tenemos pendiente”.

Tomar en cuenta las nuevas realidades

“Pero sobre todo, es importante tomar en cuenta que a lo mejor ya son otras las realidades culturales en general, y que deben tomarse en cuenta esas nuevas realidades culturales para que todos estos Códigos las recojan  y al mismo tiempo podamos nosotros trabajar, si es necesario, entre todos, acordándo la modificación de todo aquello que nos ayude a mejorar la eficacia”, recalcó.

Sobre todo, dijo,  a proteger a la niñez, a los jóvenes, a las y los adolescentes frente a las amenazas conocidas y reconocidas que vive el mundo en estos otros tiempos de la historia de la humanidad.

“Todos sabemos a todos nos preocupa, padres de familias, abuelos, abuelas, profesores, educadores, la misma juventud; a todos nos preocupan las situaciones que pueden representar amenazas o agresiones o intimidación para jóvenes, adolescentes, niños que puede llevar a desenlaces fatales”, enfatizó.

Señaló que hay que estar claros qué es lo que tenemos, “cuáles son nuestras leyes sobre estos temas y debatir entre todos, sin perder nuestros valores tradicionales de familia, valores religiosos, valores culturales, proponer también entre todos, si hay que hacer cambios, lo cambios que haya que hacer”.

Trabajar en el mundo real

La Compañera Rosario sugirió que es muy importante trabajar en el mundo real, no en el mundo de la ficción o de las noticias falsas.

“Que trabajemos en el mundo real, son temas de alta sensibilidad y como temas de alta sensibilidad tenemos que tratarlos con madurez, seriedad, responsabilidad, en el mundo real no en el mundo de las noticias falsas”.

“En el mundo real conociendo lo que tenemos, escuchándonos unos a otros, dialogando, es que podemos asumir con la seriedad y la responsabilidad indispensable estos temas que son de altísima sensibilidad, porque no hay padre, madre o abuela o familiar adulto que no se preocupe por la seguridad de sus niños, niñas o jóvenes adolescentes, que son prioridad en nuestra Nicaragua, Cristiana, Socialista y Solidaria”, dijo.

Concluyó señalando que las fechas del debate serán informadas a todos los medios “para que sepamos como se va a desarrollar esa consulta que lleva a fortalecer armonía, vínculos saludables, vínculos afectivos sanos en la familia, en la sociedad en general y sobre todo a prevenir la violencia en la familia, la violencia contra la niñez, la juventud y la adolescencia; la violencia en todas sus formas, moviéndonos en el mundo real con el compromiso que tenemos todos de crear, cada día, una sociedad un poquito mejor.