Tras el paso de la tormenta nor’easter al norte de los Estados Unidos, las regiones Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts, Pensilvania, Vermont, Maine, y New York se mantiene en estado de emergencia, sin servicios básicos, ferroviarios, además de la cancelación de vuelos y la suspensión de las clases, debido a los estragos causados la tormenta de lluvia y nieve.

El segundo temporal que azota al país en menos de dos semanas ha ocasionado fuertes vientos que superan los 129 kilómetros por horas y la acumulación de más de 60 centímetros de nieve en el noreste de EE.UU.  lo que ha dejado sin servicio eléctrico a más de 1,7 millones hogares y negocios desde hace 15 días, situación que según los meteorólogos, persistirán hasta el próximo lunes.