Cuenta la leyenda que se escucha entre la espesa vegetación de las montañas de Matagalpa, el eco que canta sobre un amor prohibido entre Yasica y Yaguare, dos hermanos miembros de una mismo tribu indígena que emprendieron un amor prohibido.

cascada-blanca

El propietario del Salto Santa Emilia — mejor conocida como Cascada Blanca — Víctor Veizaga, relata que el chorro espeso y que inspira tanta paz, es producto del sacrificio de estos dos amantes que prefirieron partir del mundo fundidos en un solo ser para toda la eternidad.

cascada-blanca

El ecolodge tiene el efecto de cambiar la actitud del visitante que busca un reencuentro a nivel espiritual y de paso disfrutar de la gastronomía tradicional ofrecida en el restaurante de Cascada Blanca.

cascada-blanca

Es el portal que te abre paso a un mundo distinto donde el verde se ha declarado amo y señor de un mundo distinto en el que habitan seres místicos, hadas, duendes y espíritus del bosque, que corretean entre los ríos, arboles y cascada abundantes por estos lados y que están dispuestos a ser descubiertos.

cascada-blanca

La Cascada Blanca se va ampliando y contará con un parqueo más amplio, un nuevo sendero sobre el chorro y una especie de campamento de hamacas donde recostarse y dormir plácidamente escuchando en el canto de la naturaleza.

cascada-blanca

cascada-blanca