Con la participación de 200 productores de todo el país y expertos internacionales, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) realizó el primer Congreso Internacional denominado "Uso eficiente del agua en los sistemas de riego para incrementar productividad".

Este evento tuvo como propósito contribuir al incremento de la productividad con un enfoque agroecológico, adaptación al cambio climático, seguridad alimentaria y reducción de la pobreza de las familias nicaragüenses.

Estuvieron presentes expertos de países como El Salvador, Chile, Colombia y Costa Rica. Además de representantes de organismos, ministerios e instituciones que trabajan el ámbito agrícola en el país, así como representantes del cuerpo diplomático de naciones amigas.

El asesor presidencial Telémaco Talavera, mencionó que el Gobierno por medio del Sistema de Producción, Consumo y Comercio, viene trabajando mano a mano con los productores y productoras en el Modelo de Alianza, Diálogo y Consenso para sacar la productividad, mejorar la calidad de los productos, dar valor agregado e insertarse mejor en los mercados nacionales e internacionales.

“Hacer uso eficiente del agua en las cantidades y en los tiempos adecuados para obtener la mayor productividad y calidad en nuestros productos tiene una doble y gran importancia”, refirió Talavera.

Felipe Donoso, representante de Bauer Group, de origen austriaco, mencionó que estaban presente con el objetivo de promover y tratar de participar en los proyectos que se desarrollan en el país referidos a tecnologías de riego para mejorar el uso del agua y resultados en las cosechas.

“Es muy importante el trabajo que hacemos con el INTA en asistencia técnica y teórica para los agricultores, principalmente pequeño y medianos”, expresó.

Asimismo, el salvadoreño Ricardo Hernández, consultor ambiental de CATIE, dijo que este congreso desde la perspectiva ambiental es necesario para asegurar que se cuenta con disponibilidad de agua y que se puede aplicar tecnologías en las fincas.

Destacó que esto ayuda a enfrentar los efectos del cambio climático, especialmente en el corredor seco mesoamericano y que para ser competitivos será necesario de más inversión por parte del Estado y sector privado y así garantizar el agua.

El productor Freddy Huete Zavala, de la comunidad Los Llanos del municipio de Pueblo Nuevo, Estelí, expresó que desde su experiencia con la cosecha de agua y el sistema de riego les ha permitido cultivar en verano.

“Antes terminaba el invierno y todo quedaba en cero, ahora termina y seguimos produciendo. Actualmente tenemos maíz y hortalizas sembrado”, indicó Huete.