En el marco de la Feria Fruit Logistica 2018 en Berlín, la compañía alemana, de origen familiar, Don Limón presentó en su pabellón los proyectos de desarrollo agrícola que impulsan en Centroamérica. En la actividad participaron la Ministra Federal de Economía y Energía, Brigitte Zypries, así como gerentes de las cámaras de comercio de Alemania, asociaciones y agencias de cooperación y la Embajada de Nicaragua.

El Gerente Propietario, Andreas Schindler , expuso su compromiso en la producción de productos frescos en Guatemala, Honduras y Nicaragua. Según manifestó su empresa apuesta a la sostenibilidad mediante el fomento del comercio justo y sostenible para contribuir al cumplimiento de los objetivos del Desarrollo. Don Limón es un actor global, con más de 60 años de experiencia en la comercialización de productos del sector hortofrutícola y frutas frescas, en algunos casos con propias líneas de producción y envasado.

Schindler resaltó que Nicaragua se ha convertido en los últimos años en uno de los más fuertes socios de Don Limón en la producción de camotes (batata dulce). Hace tres años instalaron en el país un parque de paneles solares con una capacidad de 2.52 MW, que les permite cubrir al menos el 27% de las necesidades de energía de la producción, donde se han integrado los departamentos de producción agrícola y el departamento de embalaje en cajas de cartón. Además, el embalaje producido en Nicaragua para la exportación del camote al mercado europeo está hecho 100% de papel reciclado. Toda el agua utilizada en la producción de batata se trata en estanques de oxidación (6 en total), para poder re-usarla en los diferentes procesos de producción. Esto les permite contribuir con al menos dos de los objetivos del Desarrollo sostenible: acción climática y producción de energías limpias, según manifestó Schindler sobre su compromiso con la producción de camote en Nicaragua.

camote

camote