El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, se reunió con el representante del Fondo Monetario Internacional (FMI), Fernando Delgado, con el objetivo de revisar las estadísticas macroeconómica del 2017, ver las proyecciones del 2018 y el estado en el que se encuentran las recomendaciones del 2017.

El FM,I durante su visita a Nicaragua, se reunió con diversos sectores económicos para poder dar un informe final. El informe de conclusión será colgado en el sitio web del Fondo Monetario Internacional.

El representante del FMI, Fernando Delgado, indicó que en el año 2017 el dinamismo económico del país fue superior al estimado.

“En términos del PIB real se ha podido crecer en un 4.9 por ciento, impulsado sobre todo por la demanda externa, es decir por un crecimiento de las exportaciones, concentrado en productos agrícolas y agroindustriales y por un fuerte incremento del turismo y las remesas de migrantes, eso ha tenido un efecto muy importante en Nicaragua en la reducción del déficit por cuenta corriente, permitiendo un ahorro de reservas importantes”, apuntó Delgado.

Resaltó que el fuerte programa de inversión pública y el dinamismo económico llevará a Nicaragua a tener un crecimiento del 4.7 por ciento en el 2018.

"Pensamos que en el año 2018 la evolución macroeconómica seguirá siendo muy positiva, va todavía a beneficiarse de una situación internacional de crecimiento económico fuerte, sostenido y muy especialmente del dinamismo que esperamos la economía norteamericana adquiera como consecuencia de la reforma fiscal que se ha aprobado recientemente”, explicó.

Delgado enfatizó que las perspectivas ubicarán a Nicaragua entre los dos o tres países de mayor crecimiento en América Latina en el 2018.

Sobre las recomendaciones presentadas a las autoridades en el 2017, el representante del FMI señaló que las autoridades lo han hecho en una forma en la que realmente se solucionan los problemas.

“En definitiva nos parece que se han tomado muy buenas medidas regulatorias para garantizar la estabilidad de las relaciones de responsalía, para implementar recomendaciones que han hecho organismos internacionales y el avance en el sistema financiero y monetario ha sido muy positivo, las autoridades lo han hecho en una forma en la que realmente se solucionan los problemas planteados, porque no solo es estar de acuerdo con las recomendaciones si no que han actuado”, sostuvo.

También afirmó que El BCN ha aprovechado la bonanza económica del 2017 para mejorar sus propias reservas internacionales.

“Han aumentado mucho más allá de lo que estaba al principio previsto por el Programa Monetario, lo cual significa una garantía extra para aumentar operaciones internacionales sin ningún tipo de interrupción en caso de materializarse algún riesgo internacional y también para defender el sistema cambiario entre el córdoba y el dólar de EEUU”, finalizó.