Las familias que habitan en el barrio Jericó del Distrito VII de Managua, fueron visitados este lunes por una brigada de fumigación del Ministerio de Salud (MINSA), con el objetivo de eliminar el zancudo.

Esta jornada de fumigación es parte del plan preventivo de salud en beneficio de las familias nicaragüenses orientado por el Buen Gobierno Sandinista.

Alrededor de 900 viviendas fueron fumigadas en este barrio para prevenir enfermedades como Dengue, Zika y Chikungunya.

El jefe de brigada, Alejandro Peña, expresó que se ha venido dando cumplimiento al plan, y que la población está consciente que se está en verano y hay proliferación de criaderos de zancudos.

Además, a la población se le recomienda que eliminen los criaderos de zancudos para que la fumigación haga efecto.

El barrio Jericó se fumiga con una periodicidad de 10 días y las familias colaboran en lo mayor de lo posible abriendo las puertas de sus viviendas para que entren a rociar.

“Es muy importante porque eso nos permite detener muchas enfermedades que provoca el mosquito que aquí en estos lugares afecta bastante por las aguas negras”, expresó Dolman Niño.

Asimismo, doña Gloria Martínez dijo que es muy bueno porque así se mata el zancudo que abunda en este barrio y evitan enfermarse.