El representante de Nicaragua en la Organización de Estados Americanos (OEA), compañero Luis Alvarado, rechazó las reiteradas maniobras de injerencia realizadas por diversas delegaciones de países miembros de la OEA, en contra del Gobierno Legítimo y Constitucional del Presidente Nicolás Maduro en Venezuela.

"Señor Presidente, el Gobierno de Nicaragua deja sentada su formal protesta y enérgico rechazo ante las reiteradas maniobras de injerencia realizadas por diversas delegaciones en contra del gobierno legítimo y constitucional del Presidente Nicolás Maduro", expresó.

Durante el 47 Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la OEA - 2017, que se realiza en México, el representante de Nicaragua recordó que la OEA "ha sido concebida como un foro de diálogo y negociación respetuosa de la soberanía de los Estados y del derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político y social, y a organizarse en la forma que más le convenga; y tiene el deber de no intervenir en los asuntos internos de otro Estado".

Alvarado también expuso que "la OEA está destinada a lograr un orden de Paz, de Justicia y Solidaridad entre las naciones que conformamos esta organización".

"Sin embargo, estos principios están siendo vulnerados en el caso de Venezuela. Y estos gestos inamistosos y hostiles que se manifiestan por parte de un grupo de Estados, pretenden establecer un doble estándar y un doble rasero en el tratamiento hacia determinados países. El que consideramos inadmisible y que no puede sentar ningún precedente en esta organización, ya que afecta las relaciones de buena vecindad que deben de prevalecer entre las naciones del Hemisferio y el principio de la igualdad jurídica de los Estados", afirmó.

El diplomático nicaragüense indicó que los asuntos de Venezuela "deben de ser resueltos por los propios hermanos venezolanos, sin injerencia foráneas y de conformidad con su jurisdicción interna".

"Enfatizamos que esta Organización de los Estados Americanos, no puede estar siendo usada por un país, o grupo de países, para afectar la soberanía, la autodeterminación y los derechos de Venezuela", manifestó.

"Tampoco esta Asamblea General tiene autoridad para imponer declaraciones y o resoluciones en contra de la voluntad soberana del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que preside el Presidente Nicolás Maduro. Hacemos un respetuoso llamado a este grupo de estados miembros de esta Organización, para que ajusten su comportamiento y actuación internacional de conformidad con los prejuicios del derecho internacional y de la propia Carta de la OEA, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de sus estados miembros", dijo Alvarado.

"El Gobierno de Nicaragua expresa su firme respaldo y su incondicional solidaridad a la República Bolivariana de Venezuela y al Gobierno que dirige el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, y reconoce sus esfuerzos por conducir a un buen termino, el diálogo entre los hermanos venezolanos y el llamado a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente", concluyó el representante permanente de Nicaragua ante la OEA.