Una red de 178 casas maternas en todos los municipios del país es el mejor regalo que el Gobierno del Frente Sandinista ha hecho a las madres nicaragüenses en los últimos años.

Gracias al compromiso del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario con la salud de las mujeres y particularmente de las embarazadas, muchas madres han logrado partos exitosos y los indicadores de mortalidad materno infantil se han reducido sustancialmente.

A diario, miles de mujeres de zonas alejadas en sus municipios acuden a las casas maternas para ser internadas y garantizar el buen desarrollo del embarazo y la asistencia adecuada durante el parto.

casa-materna

En el municipio de La Paz Centro, en el occidente del país, desde el año 2013 no se registran muertes maternas como consecuencias de partos de alto riesgo que no fueron debidamente atendidos.

José Jiménez, director del Centro de Salud de la Paz Centro, comentó que las casas maternas han sido fundamentales para la reducción de las muertes materno-infantil.

Jiménez relató que en el año 2008, cuando se inauguró la casa materna, ingresaron las primeras 50 embarazadas; y con el transcurso de los años, se han atendido más de 400 mujeres.

La casa materna “ha permitido acercar el parto, acercar a las mujeres que vienen de las comunidades más lejanas como Momotombo, Amatitán, Papalonal y Cuatro Palos, que están a 62 y 50 kilómetros respectivamente”, indicó.

casa-materna

Los equipos de parteras y personal especializado que atienden en la Casa Materna de la Paz Centro, cuentan muchas historias de mujeres que han llegado con serios problemas de salud y gracias a las atenciones que se les brindan, logran tener partos exitosos, con bebés sanos.

“Tuvimos un parto gemelar y la tuvimos aquí unos cuatro meses antes que pariera y después cinco meses más porque su situación en su casa era bastante precaria”, recordó Jiménez.

En la dulce espera

Doña Guadalupe Román, es madre de dos niños, y está embarazada del tercero. Ella llegó desde la comunidad de Momotombo hasta la casa materna en La Paz Centro, para no correr ningún riesgo con su embarazo.

“La atención en la Casa Materna está bien, nos dan los alimentos, nos cuidan y cuidan nuestro embarazo hasta que llegue mi hora de parto, comentó.

“Antes no se había visto esto, acá me gusta la atención y la valoración de los médicos, gracias al Presidente Daniel y a la Compañera Rosario por esta ayuda”, dijo la madre, resaltando que su último parto será por cesárea, y todo marcha bien con su salud y la de su bebé.

Elsamir Largaespada, originaria de la comunidad Cuatro Palos, resaltó que las mujeres en la casa materna reciben una atención integral.

casa-materna

“Nos han tratado bien, nos dan la comida, donde dormimos las camas son excelentes, descansamos más y no estamos preocupadas como en la casa”, expresó.

“Acá ya no me estoy agitando ni nada y sé que eso me hace bien por mi bebé. En Cuatro Palos las mujeres corremos muchos riesgos porque es muy largo y si nos agarra el dolor en la noche no tenemos como salir. Por eso es mejor estar en la casa materna, acá es lo más cómodo, tenemos el hospitalito cerquita y así cuido la vida mía y de mi bebé”, manifestó.

Largaespada señaló que en la casa materna también reciben charlas sobre el proceso de parto.

La joven Jenny Duarte, habitante de la Paz Centro, expresó que para todas las mujeres la Casa Materna ese es el mejor lugar para cuidar su estado de buena esperanza.

casa-materna

“Ya vine la primera vez y me gustó porque acá lo tratan bien a uno y descansamos más”, indicó.

“Mi bebé gracias a Dios está bien y le digo a las mujeres que están embarazadas que vengan porque si viven largo no podrán tener atención médica inmediata”, recomendó.

Atención y cobijo a las futuras madres

María Altamirano Ramírez, encargada de la Casa Materna, explicó que ahí las mujeres tienen techo, cobijo, alimentación, charlas y sobretodo atención de primera mano.

“Tengo nueve años de estar trabajando con las mujeres, acá se les garantiza la alimentación, si se daña algo también se repara, además si ellas están mal y no andan acompañante yo llamo al médico”, explicó.

“Aquí hemos tenido casos que nunca había visto y acá se han salvado muchas vidas tanto del bebé como de la mamá, aseguró.

La última muerte materna que La Paz Centro tuvo que lamentar fue en el año 2013.

casa-materna

casa-materna