Siete personas murieron y otras 15 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba detonado por un terrorista suicida en la ciudad de Basra, en el sur de Irak, informó el portal Al Ghad Press.

Una fuente de los servicios de seguridad citada por el medio comunicó que el accidente tuvo lugar cerca de los yacimientos petrolíferos en la provincia de Basra.

Entre las víctimas están incluidos dos soldados, un oficial del tráfico y civiles que viajaban en un autobús.

El portal Business Standard informó de al menos tres miembros de seguridad fallecidos en dos ataques suicidas con coche bomba en el puesto de control ubicado en la carretera que conduce al yacimiento petrolífero de Rumaila.

Ningún grupo reivindicó el ataque hasta el momento pero la responsabilidad de estos atentados generalmente recae sobre el autodenominado Estados Islámico (Daesh en árabe), el cual ejecuta este tipo de acciones contra la fuerzas de seguridad y las zonas muy pobladas, incluyendo mercados, cafés y mezquitas en todo Irak.