Con una solemne eucaristía presidida por su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes, el Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima celebró sus fiestas patronales este 13 de mayo, fecha en que la Iglesia Católica festeja el centenario de la aparición de la Virgen de Fátima en una comunidad del mismo nombre en Portugal.

En la ceremonia participaron monseñor Pablo Smith, obispo del Vicariato de Bluefields; su obispo auxiliar monseñor David Zywiec; el rector del seminario, Padre Cesar Castillo, jóvenes seminaristas e invitados especiales.

El Cardenal Brenes manifestó que el 13 de mayo es un día de mucha alegría, por la divinidad de las apariciones de la santísima Virgen de Fátima, la que siempre ha sido una inspiración y fortaleza en su vida.

seminario

También resaltó que un mes de mayo de 1964 llegó de la mano de su madre al Seminario Nacional de Nuestra Señora Virgen de Fátima, cuya imagen estaba presente en la capilla donde se celebró la eucaristía.

Brenes resaltó el mensaje del Papa Francisco en Portugal, que de la Virgen María se puede sentir su ternura y su consuelo.

En los momentos trascendentales de mi vida siempre he recurrido aquí a los pies de la Virgen, a los pies del Señor, para decirle gracias, y aquel 13 de febrero de 1988 de la Nunciatura vine para acá, cuando me nombraron obispo auxiliar de esta arquidiócesis en la persona de su Eminencia el Cardenal Miguel Obando, igual forma el martes santo del 2005 pude venir aquí cuando me comunicaron que era la intención del Papa hoy San Juan Pablo II, que quería que fuera el nuevo arzobispo y el primero de abril cuando ya se hizo público su nombramiento del Papa, también me vine a poner bajo la mirada de la Virgen María”, indicó Brenes.

seminario

Destaca celebraciones en toda Nicaragua

La presencia de la santísima virgen es parte de la identidad de nosotros, de ser nicaragüenses, ese eslogan que tenemos ´María de Nicaragua, Nicaragua de María´, creo que en el fondo significa muchísimo y manifiesta nuestra identidad de ser nicaragüense y de ser mariano”, resaltó Brenes.

Subrayó que desde el jueves que la Imagen Peregrina de Nuestra Señora de Fátima llegó al país procedente de Guatemala, miles de nicaragüenses han participado de las diferentes actividades.

“Creo que en todo el país desde las cinco de la mañana hemos escuchado bombas y cohetes, eso significa un celebrar a María”, destacó.

seminario

Mencionó que en una ocasión un ciudadano europeo, se sorprendió al escuchar el estruendo de la pólvora y preguntó los motivos, por lo que Brenes le respondió que la explicación estaba relacionada con las manifestaciones del corazón del pueblo que ama profundamente a la Virgen María.

“Hay que ver una característica muy hermosa de la devoción a la virgen de Fátima, allá por el año 1948 o 1949, una imagen vino de Portugal a Nicaragua e hizo una peregrinación por toda Nicaragua y una cosa muy hermosa, que mientras ella iba por los pueblos, por las comarcas, por Nicaragua, habían tres palomitas que la acompañaban y ahí con ella, creo que ese es un gesto muy hermoso de una presencia del espíritu que está sobre este pueblo en Nicaragua”, dijo Brenes al resaltar la devoción y amor de los nicaragüenses a la Virgen María.

Presencia les llena de orgullo

Durante la celebración participaron seminaristas de las diferentes diócesis del país, los que mostraron su alegría por la presencia de Nuestra Señora de Fátima, así como la participación del Cardenal Brenes en las festividades patronales del seminario nacional.

seminario

José Sánchez Hernández, de Matagalpa, manifestó que es su primer año como seminarista, lo que le llena de mucha alegría, porque siente la divina presencia de la virgen peregrina en este primer aniversario.

Esta fiesta es parte de Nicaragua, es muy especial participar por primera vez, no me esperaba vivir las fiestas de Fátima de esta manera, como la hemos vivido con la presencia de todos los obispos y gracias a Dios todo ha salido bien”, mencionó Sánchez Hernández.

“La Virgen María está siempre con nosotros, custodiando nuestra vocación, es nuestra madre sacerdotal, la Virgen María que nos fue dada como madre al pie de la cruz y maravillosamente nuestro seminario la tiene a ella como patrona, Nuestra Señora de Fátima, y a 100 años de sus apariciones el Papá Francisco en Portugal ha santificado y a canonizado a los pastorcitos Jacinta y Francisco Marto”, mencionó el seminarista Antonio Eugarrios Cano, que también resaltó la vocación mariana del pueblo nicaragüense.

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario

seminario