Nicaragua entera celebra este sábado el centenario de la aparición de la Virgen de Fátima, y como parte de estas festividades religiosas, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, acompañado de fieles católicos, ofició una solemne misa en la Catedral Metropolitana de Managua en honor a esta advocación mariana.

La misa fue oficiada con la Imagen Peregrina de Nuestra Señora de Fátima, que se encuentra en Nicaragua como parte de estas celebraciones. A su ingreso al santo templo, la imagen fue saludada por cientos de devotos que desde muy temprano esperaban poder admirarla y recibir sus bendiciones.

El Cardenal Brenes aseguró que celebrar a la Virgen de Fátima es celebrar la delicadeza de María, la ternura de María para con todos nosotros.

misa

“Ella siempre nos bendice, la gran cosa que ella nos ha hecho, darnos a su hijo Jesús llevado en su seno para que él nos dé la salvación, así que mis felicitaciones al pueblo de Nicaragua, al pueblo mariano por esto tan hermoso, la presencia de la imagen peregrina en la Iglesia Catedral”, manifestó el Arzobispo de Managua.

En el marco de esta misma celebración también se desarrolló una charla Mariana sobre el mensaje de Nuestra Señora de Fátima y posteriormente se rezó el Santo Rosario ofrecido por los enfermos.

Mensaje de Fátima nos llama a la oración y la conversión

En horas del mediodía, ante un centenar de fieles devotos de Nuestra Señora de Fátima, Monseñor Bernard Hombach celebró una solemne Eucaristía en la cual destacó que el mensaje más importante de la Virgen fue el que envió a través de los tres pastorcitos a quienes se les apareció el 13 de mayo de 1917 en Portugal.

misa

“¿Cuál es el mensaje de la Virgen? No vamos a entrar en detalles, pero lo podemos sintetizar en dos palabras: oración y conversión. Ella nos mandó ese mensaje por medio de esos tres niños, no era el Papa, no era un cardenal, un obispo o una persona importante, (sino) tres niños desconocidos”, manifestó Monseñor Hombach.

El prelado aseguró que para poder aceptar el mensaje, como católicos se debe vivir en humildad, porque la Virgen quería justamente llevar en esos tiempos de guerra un mensaje de cambio.

El mensaje de Fátima yo creo que lo entendemos solamente bien si nosotros comprendemos este misterio del cuerpo místico de Cristo”, añadió.

misa

Monseñor Hombach instó a los feligreses a seguir el mensaje de Fátima de entregarnos a la oración, lo que se puede hacer desde la casa rezando el Rosario.

“Así que pedimos a la Virgen que el día de hoy nos colme con sus grandes bendiciones que son el amor, el amor de Dios a ella y el amor de todos nosotros, pero no solamente como un sentimentalismo sino como algo vivido”, dijo.

Actividades similiares se están realizando en todos los rincones de Nicaragua en homenaje a la Madre de Jesucristo y de todos los nicaragüenses.

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa

misa