El estudio de luminiscencia desarrollado en las Huellas de Acahualinca por especialistas de la Universidad Estatal de California, apuntan a que los hechos sucedidos en Managua y que generaron las huellas de Acahualinca pudieron haber ocurrido en el año de 4403 antes de Cristo, es decir que el sitio histórico tendría más de 6,000 años de antigüedad.

El especialista Hector Neff, explicó que sobre la capa de las huellas, se pueden observar consistencias con la llamada Triple Capa de Masaya, es decir la formada por erupciones del volcán Masaya.

En ese orden, manifestó que de las 8 muestras de la capa de las huellas, solamente dos coinciden con lo propuesto por el estudio desarrollado por Scminke et al en el año 2009 y las otras 6 muestran una antigüedad de 6,000 años, vinculada a la erupción de la tefra de San Antonio.

Entretanto, las 4 muestras del paleosuelo que se encuentra bajo la capa de las huellas tienen una edad consistente de 6,000 años, por lo que estarían en concordancia por el estudio de carbono 14 realizado por Alan L. Bryan en 1973.

El estudio además confirma que las huellas fueron producto de un evento volcánico y descarta que pueda haber ocurrido por un proceso de sedimento a largo plazo. El estudio también deja abierta la posibilidad de que las huellas sean inclusive más antiguas, específicamente de 8,423 antes de Cristo.

“Ese hallazgo (el más antiguo) es el más seguro para mí, que el paleosuelo es de más o menos de 4,000 años y 8,000 años antes de Cristo. Fue enterrado el paleosuelo y supuestamente fue enterrado por la erupción en que caminaba la gente que dejaron las huellas”, expuso Neff.

Clemente Guido, director de patrimonio histórico de la Alcaldía de Masaya expuso que esto viene a reafirmar lo que ya era tomado como válido por el estudio de 1973.

“Con estos resultados nosotros nos sentimos bastante confiados de que estos resultados de Bryan del 73 vienen a ser muy reforzados con este método totalmente diferente al carbono 14 y por lo tanto nos sentimos confiados de que las Huellas de Acahualinca tienen una edad superior a los 4,000 años antes de Cristo, o sea 6,000 de nuestra era para atrás”, señaló.

Con este estudio aún no se puede lograr determinar quiénes son exactamente los caminantes de Acahualinca, pero de al especialista Edgard Espinoza, que con estudios posteriores será posible determinar su identidad.

El Gobierno Sandinista está desarrollando un proyecto para convertir el sitio en un nuevo museo altamente tecnológico e interactivo, que además funcione como complejo turístico y educativo. Además con el estudio, se da un paso importante para lograr que las Huellas de Acahualinca puedan ser presentadas para ser consideradas como Patrimonio de la Humanidad.