El SINAPRED en conjunto con el Ministerio de Salud y los Bomberos, presentaron los resultados de los planes de atención y protección de la población durante las fiestas de fin de año, calificando el mismo de exitoso porque las cifras presentadas, representan apenas un mínimo de incidencias ante las millares de familias que disfrutaron de los espacios de recreación y de las actividades vinculadas a la Navidad y Fin de Año Nuevo.

El Ministro-Director del SINAPRED, doctor Guillermo González, aplaudió los esfuerzos de los nicaragüenses, que de forma general acataron y pusieron en práctica las recomendaciones brindadas, lo que redundó en la baja incidencias de situaciones lamentables, como incendios, accidentes de tránsito o ahogados en los balnearios.

El doctor Carlos Sáenz, asesor del Ministerio de Salud, lamentó que este año la cifra de personas lesionadas por pólvora se incrementó a 215. En Managua se registró el 40 % de las personas quemadas, seguido de Masaya, Rivas, Matagalpa y Nueva Segovia.

El 80 % de los quemados por pólvora fueron hombres, pero del total de los 215, de 3 afectados, 2 fueron menores de 15 años, por lo que se recomendó a tener más cuido para con los infantes, los que no deben manipular. El grupo de 5 a 9 años representa el 30 % de los casos.

Los arbolitos navideños fueron los que mayor número de quemados causaron con 52 casos, seguido de las bombas con 50 y triquitraques 48. Actualmente en el hospital permanecen unas 15 personas que resultaron con lesiones en dedos, brazos, muslos.

“Hay que felicitar a la población en general que ante la situación de las personas que resultaron quemadas, acudieron lo más prontamente a las unidades de salud”, expresó Sáenz.

Baja incidencia de incendios

El comandante Ramón Landeros, de la Dirección General de Bomberos, resaltó que durante el 24 y 31 de diciembre, se registraron solamente 5 principios de incendios y dos incendios pequeños, uno en Corinto y en Chinandega, dos en vehículos. En todo diciembre se registraron 67 incendios, 7 más que el mismo periodo del 2015.

“Estas estadísticas no conllevaron a incendios de magnitudes grandes, solamente en incendios medianos”, dijo Landeros, que lamentó el incendio del 31 de diciembre en la zona de comedores en el Mercado Roberto Huembes, donde 17 personas resultaron quemados por la explosión de un tanque de gas licuado.

Plan de medidas en lugares públicos

A partir de esta situación, se trabajará en un plan de trabajo preventivo en las áreas donde concurren las personas, sobre todo donde se prepara comidas.

El doctor González, resaltó que una gran parte de la población atendió las recomendaciones y protegió a los menores.

“Vamos a presentar un plan de medidas, quizás un poco más estrictas que tengan que ver con el manejo de muchas de estas situaciones, especialmente en lugares públicos como son los mercados, pero también va a ser extensivo a restaurantes y donde se congregan distintas personas que puedan verse afectadas con estas situaciones”, dijo González.

Recordó que desde hace varios años, el Gobierno Sandinista viene trabajando en el cambio de valores, principalmente en valor de proteger la vida, es que la cosa más importante.

“Los planes orientados por el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, ha logrado sus frutos, en el sentido de que se ha podido atender rápidamente situaciones que se han presentado, lo que ha tenido un impacto enorme, especialmente en reducir en las personas afectadas por pólvora, por incendios o accidentes de tránsito, reducir mortalidad, situaciones graves”, destacó.

Evitar incendios forestales

Lamentó la situación ocurrida en el Mercado Roberto Huembes. Indicó que como bomberos unificados atendieron solamente 8 afectados por pólvora, sin lesiones considerables.

El Comandante Jaime Delgado de Bomberos Voluntarios, hizo un llamado a la población a evitar los incendios forestales, sobre todo ahora que inició la temporada de verano, por tanto la maleza comenzó a secarse.

El doctor Sáenz también instó a la población a cuidarse, sobre todo proteger a niños y personas adultos mayores, dado que los vientos, el polvo y el frio, pueden causar daño a la salud. Recomendó en horas de la tarde noche a abrigarse y si va a salir a la calle, llevar un pañuelo para taparse boca y nariz.

Las autoridades hicieron un llamado a la población a acatar las orientaciones, para evitar hechos lamentables o tragedias que causen dolor en las familias.