Los abrazos, muestras de cariño y saludos de un hasta pronto, es parte de lo que se vivió desde muy temprano en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, cuando ciudadanos nicaragüenses que residen en otras naciones, se marcharon tras pasar unas merecidas vacaciones al lado de sus familias.

La alegría de pasar la Navidad y las festividades de Año Nuevo en Nicaragua, fue vivida con mucha intensidad por estos compatriotas que regresan a sus labores y dejaron constancia que se van muy admirados por el progreso que está teniendo su Patria.

Provenientes de Estados Unidos de Norteamérica, de Canadá, Costa Rica, El Salvador y algunos otros de España, hoy alzaron vuelo y dejando el compromiso a sus familiares de regresar nuevamente en este 2017.

Si al ingresar a Nicaragua venían con sus maletas llenas de regalos, hoy esas mismas maletas las llevaban cargadas de emociones y momentos vividos en los diferentes lugares que visitaron, muchos detallaron que visitaron Granada, Masaya, León y por supuesto los nuevos espacios de recreación y esparcimiento que ha construido la Revolución Sandinista en el Puerto Salvador Allende, Paseo Xolotlán, Avenida de Bolívar a Chávez, parque Luis Alfonso Velázquez Flores y nuestras playas maravillosas.

El lobby principal del aeropuerto estaba lleno de nacionales y extranjeros, la escena común eran los abrazos, las sonrisas, las últimas fotos del viaje y también se observó lágrimas en más de alguna hermana, sobrino o madre, despidiendo a su familiar.

“Estuvimos 11 días y fueron tiempos maravillosos, Nicaragua nos recibió como los reyes que somos, así nos sentimos y fuera del país también lo somos, porque somos nicaragüenses”, declaró la señora Margarita Castrillo, que regresaba a San Pablo en California junto a sus dos hijos.

No pudo ocultar su admiración del cambio que ha tenido el país y lo expresó así “el progreso ha llegado, es increíble el progreso, fuimos a San Juan del Sur, fuimos a San Jorge en Rivas, fuimos a diferentes lugares y pasamos un tiempo increíble con toda la familia, nos llevamos el mejor recuerdo de Nicaragua”.

Mientras la joven Eveling Jiménez que reside en Costa Rica, aseguró que pasó sus mejores vacaciones junto a toda la familia y algo que nunca olvidará fueron las luces y la majestuosa Avenida Bolívar a Chávez.

“Es mi primer vez que vengo, desde que tenía 6 años no había venido y conocí a mucha familia, todos muy amorosos, cariñosos. Ha sido muy bonito conocer la cultura de Nicaragua, aunque yo no crecí aquí, mi mamá sí y me había contado, pero ahora si lo puedo decir que conozco mi país”, añadió Jiménez.

Dentro de lo extranjeros que pasaron vacaciones en Nicaragua, se encuentra el señor John Long, casado con una nicaragüense que lo llevó a muchos lugares para que conociera el calor humano de nuestro pueblo.

“Hemos venido a conocer con mi esposa, hemos tenido una reunión familiar, eran como 140 personas y es un lindo país. Conocí Granada, Catarina (Masaya) y puedo decir que es tranquilo, un poco caliente, pero no mucho, la comida está muy bien y la gente es muy amable”, dijo John que admiro mucho lo iluminado de la capital y la visita a los diversos centros comerciales.

“He venido de paseo a visitar a la familia, tenía 15 años de no venir acá, está muy linda Nicaragua, he encontrado muy cambiado, lo que tienen en carretera es muy lindo, los arbolitos están muy iluminados, las rotondas están preciosas. El desarrollo es genial, tenía 15 años de no venir y el cambio es totalmente diferente”, declaró Miguel Flores que regresaba a Miami.

El señor Flores proveniente de Costa Rica, declaró que se trajo a Nicaragua a 18 personas, para reunirse con su familia y realizaron una fiesta en un hotel capitalino.

“Conoció varios lugares, León, Chinandega, fui a varias playas, estuve en el interior del país, encontré una Nicaragua diferente, me gustaron varios lugares y a otros lugares quería ir, pero desafortunadamente el tiempo no me alcanzo, pero tengo pensado regresar”, dijo Julio Díaz que viajaba a Los Ángeles en California.

Durante la temporada alta en el aeropuerto se realizan un promedio de 60 vuelos a diferentes naciones, principalmente Estados Unidos, Canadá, Centroamérica y América del Sur.

Se espera que esta semana muchos nicaragüenses que residen y trabajan en el exterior, retornen a su vida cotidiana en cada país, vía aérea, marítima o por nuestras fronteras terrestres.