Su Eminencia Reverendísima Cardenal José Leopoldo Brenes junto al clero de la Arquidiócesis, ofició la primera misa del 2017 en los predios de la Catedral Metropolitana de Managua, ante millares de nicaragüenses de todo el país, a las que instó a acoger el mensaje brindado por el Papa Francisco, quien resalto la figura de la Virgen María e instó a la humanidad a promover la No Violencia: estilo de una política para la paz.

Minutos antes de la misa, el Cardenal Brenes y el obispo auxiliar de Managua Silvio Báez, junto a centenares de capitalinos, participaron de la tradicional procesión del primero de enero, en la que Jesús Sacramentado hace un pequeño recorrido desde el colegio Cristo Rey, llega a la rotonda y luego gira a la derecha para concluir en la catedral.

Misa

Al llegar a los predios de la Catedral, la imagen de Jesús Sacramentado fue recibida con mucho júbilo, los católicos alzaron sus pañuelos en señal de regocijo, mientras se escuchaban cánticos religiosos.

Desde las 2 de la tarde, el pueblo católico fue llegando para participar de esta tradicional procesión, muchos manifestaron su deseo que Nicaragua mantenga en este 2017, la Paz, Tranquilidad y Seguridad Ciudadana que vivimos en los últimos años.

Misa

También hay quienes cumplen promesas a Jesús Sacramentado, por tanto fue notorio ver muchos jóvenes, mujeres, niños y niñas, adultos mayores, todos caminando con mucha fe y amor hacia Jesucristo.

En la ceremonia religiosa, también la imagen de la Virgen de Fátima, hizo un recorrido entre las familias que llegaron a escuchar el mensaje de Año de Nuevo.

Misa

Recibir a la Virgen María en nuestros corazones

Durante la homilía, Brenes leyó los principales párrafos del mensaje brindado por el Papa Francisco durante la Misa de la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

“Celebrar la maternidad de María como Madre de Dios y madre nuestra, al comenzar un nuevo año, significa recordar una certeza que acompañará nuestros días: somos un pueblo con Madre, no somos huérfanos”, leyó Brenes al hacer suya las palabras del Santo Padre.

Misa

Siguió leyendo el mensaje “Jesucristo en el momento de mayor entrega de su vida, en la cruz, no quiso guardarse nada para sí y entregando su vida nos entregó también a su Madre. Le dijo a María: aquí está tu Hijo, aquí están tus hijos”.

El mensaje del Papa agrega “y nosotros queremos recibirla en nuestras casas, en nuestras familias, en nuestras comunidades, en nuestros pueblos. Queremos encontrarnos con su mirada maternal. Esa mirada que nos libra de la orfandad; esa mirada que nos recuerda que somos hermanos: que yo te pertenezco, que tú me perteneces, que somos de la misma carne. Esa mirada que nos enseña que tenemos que aprender a cuidar la vida de la misma manera y con la misma ternura con la que ella la ha cuidado: sembrando esperanza, sembrando pertenencia, sembrando fraternidad”.

Ya con sus propias palabras, Brenes resaltó que la Virgen María brinda el calor materno, el que nos cobija en medio de las dificultades, el que nos permite que nada ni nadie apague en el seno de la Iglesia Católica la revolución de la ternura “inaugurada por su hijo Jesús”, pues donde hay madre hay ternura.

Misa

La no violencia: estilo de una política para la paz

Ante el inicio de la nueva Jornada Mundial por la Paz, el Papa Francisco también brindó su mensaje acogido por la Iglesia Católica nicaragüense, en la que expresa sus más sinceros deseos de paz para los pueblos del mundo, para los jefes de estado y de gobierno, así como para los dirigentes de las comunidades religiosas.

“Deseo la paz a cada hombre, mujer, niño y niña, a la vez que rezo para que la imagen y semejanza de Dios en cada persona nos permita reconocernos unos a otros como dones sagrados dotados de una inmensa dignidad. Especialmente en las situaciones de conflicto, respetemos su dignidad más profunda y hagamos de la no violencia activa nuestro estilo de vida”.

Misa

También señaló que la caridad y la no violencia guíen el modo de tratarnos en las relaciones interpersonales, sociales e internacionales.

“Cuando las víctimas de la violencia vencen la tentación de la venganza, se convierten en los protagonistas más creíbles en los procesos no violentos de construcción de la paz”, leyó Brenes al parafrasear al Papa Francisco.

Indicó que “la no violencia se trasforme, desde el nivel local y cotidiano hasta el orden mundial, en el estilo característico de nuestras decisiones, de nuestras relaciones, de nuestras acciones y de la política en todas sus formas”.

Misa

Peregrinaje de la Virgen de Fátima

En su mensaje final recordó que este año se cumple el primer centenario de la aparición de la Virgen de Fátima, por tanto la Iglesia Católica de Nicaragua lo celebrará con una hermosa peregrinación.

También anunció la preparación del Segundo Sínodo Arquidiocesano, por lo que pidió a todos involucrarse para estas actividades, las parroquias, movimientos apostólicos, las comunidades de vida consagrada.

Misa

“Todos debemos participar con alegría, que nadie se sienta excluido de participar en la preparación de nuestro Segundo Sínodo Arquidiocesano.

En relación a la Virgen de Fátima anunció que visitará las zonas pastorales cada dos meses. En Enero y Febrero la imagen permanecerá en la Catedral de Managua, Marzo y Abril en Jinotepe (parroquia Santiago); Mayo y Junio en la parroquia La Asunción en Masaya; Julio y Agosto la Virgen de Fátima estará en la parroquia de San Pio X; en Septiembre y Octubre en el Santuario Mariano Nuestra Señora de Lourdes y en Noviembre retorna a la Catedral para concluir el día de Cristo Rey el Año Jubilar de Nuestra Señora de Fátima.

Misa

Feligreses comprometidos con la Paz

Concluida la misa, muchos manifestaron estar comprometidos con el mensaje del Papa Francisco y retomado por el Cardenal Brenes.

“Nosotros esperamos que nos llenemos de esperanza, nos llenemos de alegría y que podamos salir adelante con un país lleno de fraternidad, lleno de solidaridad y de responsabilidad unos con otros, todos deseamos la paz”, dijo la religiosa María Michelt.

Misa

El señor Daniel Medina, indicó que es importante reflexionar sobre el mensaje del Papa Francisco, y comenzar a promover la paz desde nuestros hogares, comunidad y el país.

“Esperamos un cambio, una transformación que es lo que Dios quiere, que tratemos de hacer todo lo que no pudimos hacer el año pasado, hoy si lo hagamos, nos dispongamos con una fe, con un propósito de llevar el mensaje de Dios que también quiere la paz”, dijo Medina.

“Nicaragua se enrumba a fortalecer la paz, es lo que se pide y es lo que vamos a lograr, queremos más familias unidas”, señaló Iveth Gutiérrez del barrio San Judas.

Fotos: César Pérez (CCC)

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa

Misa