La seguridad de las personas que venden o llegan a comprar los diversos productos pirotécnicos en los 563 tramos autorizados a nivel nacional, es la principal prioridad de la Policía Nacional y de la Dirección General de Bomberos, que nuevamente llegaron este 31 de diciembre, a inspeccionar si los comerciantes están cumpliendo las medidas contenidas en la normativa 006-2015 que regula el uso, manejo y transporte de pólvora.

Tener un barril lleno de agua, otro de arena, extintores de espuma, instalación eléctrica segura, instalación de rotulo preventivos y no permitir que personas fumando se acerquen, son parte de las medidas que deben cumplir los comerciantes de venta de pólvora.

“Hemos observado orden y hay afluencia de ciudadanos comprando pólvora, también confirmamos que los comerciantes están acatando la normativa y están siendo muy responsables garantizando la seguridad de ellos y de sus clientes”, dijo la Comisionada Ivania Quintero Delgado, Segunda Jefa de la Dirección de Armas, Explosivos y Municiones de la Policía Nacional.

Recordó que el éxito que lleva hasta el momento el plan de seguridad en los puestos de pólvora, se basa en las capacitaciones que recibieron los más de 4 mil comerciantes que atienden en los tramos.

“Hemos logrado un buen resultado hasta el día de hoy, se están cumpliendo las medidas, se han otorgado los permisos a los ciudadanos que van a transportar más de 100 libras, que es lo estipulado en la normativa de la policía, hemos autorizado los permisos”, añadió Quintero.

Buenas ventas

Franklin Guevara, propietario del tramo La Chela, agradeció el trabajo que realizan los bomberos y la policía, porque las inspecciones diarios, han permitido no tener incidentes en las ventas de pólvora hasta la fecha.

“Nos están dando mayor seguridad y estamos tomando todas las medidas y precauciones para que llevemos esto en paz y con seguridad para todos los clientes de nosotros. Gracias a Dios, a la policía y los bomberos que siempre nos capacitan y siempre cumplimos las medidas que nos dan”, dijo Franklin, quien muestra los barriles de agua, de arena y los extintores ubicados muy cerca donde están los productos de pólvora.

Reconoció que las ventas de en esta temporada, han sido muy buenas, pero esperan que al cierre del 31 de diciembre, logren vender los últimos productos.

“Estamos vendiendo los últimos productos, gracias a Dios nos vamos a ir temprano, estamos liquidando ventas”, puntualizó Franklin.

“La Policía viene todos los días, los bomberos también, no nos quejamos, estamos las 24 horas asistidos por ellos. (…) Nosotros estamos tomando las medidas preventivas, eso garantiza que los clientes vengan a comprarnos, tenemos que cumplir las medidas, que los productos tengas sus sellos de seguridad, no debemos vender a los niños, ni a personas ebrias, estamos pendiente que nadie se acerque con un cigarro encendido y si vienen fumando que se queden a más de 50 metros”, señaló William Martínez.

Indicó que este 31 se vende casi todo lo que tienen, principalmente los arbolitos, pilicraker, mariposas, candelas romanas, carga cerradas, morteros, cohetes y otros productos.

La Policía Nacional y la Dirección General de Bomberos, siguiendo las orientaciones del Gobierno Sandinista de cara a brindar seguridad, autorizó 98 zonas o lugares donde se ubicaron los 563 tramos, que han sido inspeccionados en 4, 233 ocasiones, de los cuales 769 han sido en los puestos de Managua.

Solamente 2 dos tramos fueron cerrados (en Granada y Masaya) y retirados los permisos de comercialización por incumplir las medidas establecidas por la normativa antes señalada.