Con su gorra, cinta o camiseta que representa si es del equipo Bóer o Dantos, la fanaticada beisbolera nicaragüense se dio cita este domingo en el Estadio Nacional Denis Martinez, para presenciar el tercer juego de la serie final del Campeonato Germán Pomares Ordoñez.

En el juego de este domingo, el Bóer gano 9 carreras a 6 contra los Dantos. Con este partido el Bóer obtiene su primer triunfo de la final, mientras los Dantos acumulan 2 juegos ganados de los 7 previstos en esta serie final.

Gritos, sonido de tambores, alegría y el coro de "Los Dantos son los Dantos" o "Que Viva el Boér", se escuchaban en el estadio capitalino a voces de una fanaticada fiel a su equipo.

Acompañado de sus pequeños hijos, el capitalino Nelson López asistió al Estadio Nacional de Béisbol Denis Martínez para disfrutar el tercer juego de la serie final del Campeonato Germán Pomares Ordoñez.

“Este partido fue duro y emocionante, pero no perdemos la fe en nuestro equipo del Bóer, vemos que están un poco nerviosos, pero eso debe ser por la presión y por eso nos venimos apoyarlos y confiados que va a ganar y que se va a coronar campeón”, dijo Nelson López.

Mauricio Jenneth, expresó que “el Bóer siempre ha estado acostumbrado a esta presión, pero sabemos que vamos a salir adelante, el fanático se pone un poco más nervioso porque no puede hacer nada en el terreno, pero por eso estamos apoyando a nuestro equipo, porque confiamos que obtendrá la victoria”.

Cristhian Rios, dijo por su parte que “Una de las principales de las características del Bóer y que enciende el corazón del boerismo es remontar, no importa que vayamos abajo en una serie, eso al contrario nos alienta para venir siempre al estadio, para confiar y apoyar al equipo que sigo desde hace 16 años y que nos ha demostrado que siempre da lo mejor”.

Félix Silva, dijo sentirse orgulloso de tener un equipo que se ha levantado de finales, estando abajo, 3 a 0 y 3 a 1.

“Aunque el Bóer este bajo, nosotros tenemos una consigna y es: “Que Viva el Bóer aunque Pierda”, ayer perdimos una batalla, pero la guerra no se ha perdido y nosotros somos boeristas que vamos estar en las buenas y en las malas; en toda serie final siempre hay sus fallas, a veces técnicas o de pitcheo que no responde como la fanaticada o el equipo lo espera”, afirmo.

“Los Dantos son otra galaxia que no le llega el Boér, y sabemos que hoy ganamos y en el cuarto la llenamos", dijo un aficionado de los Dantos.

Está es una fiesta deportiva que también promueve la recreación familiar, gracias al Buen Gobierno del Frente Sandinista que promueve el deporte.

Comerciantes incrementan sus ventas

Quesillo, raspado, frutas, palomitas, gaseosa, vigorón, entre otra variedad de comidas y bebidas también eran ofertadas por trabajadores por cuenta propia en el estadio capitalino.

“Siempre venimos a la final a vender quesillos, y nos va muy bien, la gente busca bastante este platillo que damos a 20 y 30 córdobas”, dijo Génesis Balmaceda.

Doña Virginia tiene 30 años de elaborar el famoso vigorón conocido como "el de la chelita" y deleitar a la fanaticada con este delicioso platillo.

“Gracias a Dios, tenemos buenas ventas para estas fechas y estamos contentas de vender vigorón a 50, 70 el cerdo y 80 córdobas el mixto y mejor que ya tenemos nuestra clientela”.