El cráter que se creó producto del impacto causado por el meteorito que mató a los dinosaurios, hace 65 millones de años, puede contener "formas de vida exóticas" que nunca se han visto antes.

Los investigadores se están preparando para excavar en el lugar donde un gran asteroide de seis millas, denominado “Chicxulub”, chocó contra la Tierra, cambiando para siempre el curso de la vida en nuestro planeta.

Con esta excavación, los científicos esperan averiguar lo que ocurrió cuando la enorme roca chocó contra la Tierra y descubrir cuánto material se lanzó en el aire.

¿Nuevas formas de vida?

Los científicos esperan descubrir nuevas y extrañas formas de vida en el interior del cráter de impacto, que tiene más de 110 millas de ancho.

“Es posible que podamos encontrar algo de vida exótica en las rocas fracturadas que perforaremos”, dijo la profesora Joanna Morgan del Imperial College.

"Esto es muy interesante para Chicxulub, pero también es fascinante de considerar en términos de la Tierra primitiva o incluso Marte”.

"En la Tierra primitiva, debieron haber ocurrido impactos grandes y numerosos. Creemos que la vida bien puede haberse originado en los cráteres de impacto”.