Hasta el 2007, el antiguo Malecón de Managua era símbolo de delincuencia, de vicio, una zona fétida donde nadie se atrevía a ir con sus hijos. Hoy, al celebrarse el noveno aniversario de la Segunda Etapa de la Revolución, ese lugar es símbolo de nuevos tiempos, de alegría, de unidad familiar y de paz y tranquilidad.

El antiguo malecón, es algo que ha quedado en el pasado, hoy los managuas –y los nicaragüenses en general- prefieren hablar del Paseo Xolotlán, del Puerto Salvador Allende, del Paseo de los Estudiantes, de las Casas-Museos de Sandino, de Rubén Darío y de Blanca Segovia, espacios que poco a poco el Gobierno de Daniel y de Rosario han venido edificando para la recreación de las familias.

Pero estos no son espacios estáticos donde la gente llega, ve y disfruta por su propia cuenta. Cada fin de semana, e inclusive los días de semana, la Juventud Sandinista realiza diferentes actividades para brindar a niños, jóvenes y adultos momentos mucho más amenos en esta Nicaragua mejor.

Celebrando los nuevos tiempos

En este sentido, este fin de semana el Paseo de los Estudiantes fue el escenario donde el Movimiento Cultural Leonel Rugama y la Promotoría Solidaria llevaron payasos, pinta-caritas, brinca-brincas y otras actividades recreativas para celebrar con los niños estos nueve años.

Este hecho fue saludado con entusiasmo por los padres de familia, quienes no quieren ni recordar cómo era este sector capitalino y se enfocan más en disfrutar el nuevo ambiente que ahí reina.

“Esto es increíble, es extraordinario, muy bonito. Este era un lugar que ya lo hemos dejado en el olvido. Yo los felicito, han hecho una buena labor”, aseguró el poblador Reynando Valle, quien llegó junto a sus hijas desde el barrio Linda Vista.

Valle señaló que en el Paseo de Los Estudiantes antes se levantaban unos bares.

“Eso era lo más horroroso que había. Es incomparable con lo que hay ahora”, apuntó.

Si bien para los managuas visitar el Salvador Allende, el Paseo Xolotlán y el Paseo de Los Estudiantes se ha convertido en algo bastante común, hay otros –sobre todo de los demás municipios y departamentos- que lo hacen por primera vez y quedan completamente maravillados.

“Es divertido. Yo me acuerdo cómo era aquí, aquí yo lo veía aburrido y peligroso, lo único que había eran unos restaurantes y bares, pero uno no podía venir en familia. Ahora sí, está bonito, hay que ver, y lo bueno es que hay cosas para los niños”, aseguró Marcía Castillo, procedente del municipio de El Crucero.

La gente puede llegar a toda esta zona a caminar, llevar a sus hijos a los juegos infantiles, a comer algo en los kioscos, a sentarse un rato y admirar el bello lago Xolotlán, e incluso a mostrar un poco de su arte.

El joven Lenín Morales es un pintor miembro del Movimiento Cultural Leonel Rugama, y junto a un grupo de niños estuvo realizando este fin de semana diferentes dibujos en reconocimiento a esta nueva realidad.

"Estamos dibujando, celebrando estos nueve años de Gobierno, representando estos nueve años de Gobierno, la restitución de derechos" manifestó.

"Aquí ha cambiado muchísimo y lo más importante que ahora hay espacios de recreación para todos, en especial para los niños. Si te acordás, antes era imposible que estuvieramos haciendo esto aquí", apuntó.

Seguiremos adelante

Admirable es el compromiso de la JS. Ellos ponen mucho de su tiempo en una labor de entrega a las familias, haciéndolas sentir alegres y seguras en estos espacios rescatados.

"Es una experiencia bonita estar con las familias, compartir con ellas. Es una felicidad saber que este lugar luego de nueve años de Gobierno no es el mismo, pero mucho más contenta de saber que no nos vamos a quedar en sólo nueve años, sino que vamos a seguir adelante, que vamos a seguir compartiendo en unidad", destacó Cindy Cruz, del equipo nacional de la Promotoría Solidaria.

Como prueba de las palabras de esta jovencita, cabe señalar que en este 2016 el Gobierno tiene proyectado una serie de proyectos para dotar de más vida no sólo el sector del Paseo Xolotlán, sino la no menos bella y colorida Avenida de Bolívar a Chávez.