Luego de haber realizado este jueves la exposición del estado económico de Nicaragua y las perspectivas 2015, Ovidio Reyes, Presidente del Banco Central de Nicaragua, señaló que el levantamiento del “waiver” de la propiedad de Estados Unidos es una señal muy positiva y alentadora para la inversión extranjera.

“No tenemos la menor duda que una noticia como esta, sumada a todas las otras buenas noticias que han estado llegando, van a tener su impacto en la confianza que los inversionistas privados puedan tener en nuestro país”, manifestó.

Al mismo tiempo refirió que tendrá un impacto positivo en las finanzas públicas, en cuanto a la reducción de las emisiones de Bonos de Pago para Indemnización (BPI), “eso va a reducir los niveles de endeudamiento del país”, manifestó.

Avance histórico significativo

Por su parte, el Director de FUNIDES, Juan Sebastián Chamorro, aseguró que la suspensión del waiver, representa un avance significativo de carácter histórico para el país así como un reconocimiento para los esfuerzos del Gobierno Sandinista.

“Obviamente cuando tenés que cumplir con una dispensa por 20 años y te la quitan, tenés una base significativa en tu estatus como país en una relación con los Estados Unidos mucho más estrecha, reconociendo de que en estos 20 años efectivamente se han resuelto problemas de propiedad. Yo creo que en términos generales es un reconocimiento al gobierno de Nicaragua, al gobierno actual”, afirmó Chamorro.

Por su parte, Juan Fernando Salduenda, representante del Fondo Monetario Internacional en Nicaragua, indicó que la decisión de las autoridades estadounidenses es un reflejo “de todas esas noticias externas que ayudan a Nicaragua a tener una perspectiva económica favorable”.

Respecto a la economía de Nicaragua en este primer semestre del año, reconoció que se refleja un buen dinamismo y fortalezas en diversos indicadores que ratifican su posición respecto a la desaceleración mundial que se vive actualmente.