Para el empresario del sector energético César Zamora, el levantamiento de la sección 527 (“waiver”) a Nicaragua por parte de Estados Unidos, debe ser considerado un triunfo del Gobierno Sandinista, de los empresarios y también del pueblo nicaragüense.

A través de una nota de prensa emitida por la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua, el gobierno del presidente Barack Obama, informó que a partir de este año ya no será necesario el otorgamiento del “waiver” o dispensa anual.

Para Zamora, la decisión de Estados Unidos demuestra que las relaciones diplomáticas entre el gobierno del Presidente Daniel Ortega y el de Obama, se encuentran en su punto más cordial y positivo.

“Es una buena noticia para los dos países, porque se cierra un capítulo que fue muy conflictivo, muy costoso, muy emocional y en algún momento se pensó que este tema seria para siempre, pero gracias a la diplomacia que manejó este gobierno, ha ayudado a que esto llegue a feliz puerto y es una buena noticia para el país”, mencionó Zamora.

Indicó que esta decisión tomada por Estados Unidos, es un reconocimiento al actuar responsable del Presidente Daniel Ortega, quien desde que asumió la presidencia en el 2007, tomó como una prioridad este tema.

“El presidente tomó una decisión de acelerar los procesos para resolver los problemas y cuando ya no se podía, instruyó y aceptó que se buscara una mediación a través de la Cámara de Comercio y creo que se ha cumplido con la demanda de los ciudadanos que estaban pidiendo reclamos y Estados Unidos le ha puesto fin a este vía crucis”, valoró el empresario.

Considera que las relaciones entre Estados Unidos y Nicaragua “están a otro nivel” y eso se traduce con los encuentros personales que tuvieron el Comandante Daniel y Obama en Costa Rica y en Panamá, durante cumbres presidenciales.

Modelo de alianza ha ayudado

“Hay un reconocimiento de uno con el otro de generar niveles de confianza y eso ha ayudado a que todos los demás servidores públicos actúen en una dirección de tratar de mejorar las relaciones”, comentó.

Destacó que el papel jugado por los empresarios ha sido muy significativo, lo que demuestra que la alianza y el diálogo gobierno, empresario y trabajadores ha surtido efecto en este tipo de casos.

“Las relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos va más allá del ámbito político, se fortalecen y abre oportunidad de generación de confianza y esperemos que sepamos aprovecharla (…) es un triunfo de todos los nicaragüenses”, dijo Zamora.

“Reconocemos y apreciamos la determinación mostrada por el Gobierno de Nicaragua en los últimos meses para resolver los reclamos pendientes de una manera expedita y satisfactoria para todas las partes", señala el comunicado de prensa en una de sus partes más importantes.