Nicaragua es el país donde más ha aumentado la felicidad, medida por el progreso y desarrollo social de los países y los objetivos que se impone la política pública para proveer de bienestar a sus ciudadanos.

Así lo refleja el Informe Mundial de la Felicidad de 2015, elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, Sustainable Development Solutions Network) de la ONU con datos de 2014 tiene en cuenta a la hora de hacer sus mediciones variables como el Producto Interior Bruto de cada país, la esperanza y la calidad de vida de sus ciudadanos.

También mide la libertad que éstos perciben para tomar decisiones, sus niveles de ingresos y el apoyo por parte de las instituciones públicas.

Según los resultados del estudio, Nicaragua es el país que más ha visto incrementada la felicidad de sus ciudadanos desde la medición publicada en 2008.

En el mismo ránking, que incluye mediciones sobre 125 países y los cambios que han experimentado en sus niveles de bienestar, figuran Ecuador (3), Paraguay (7), Perú (8), Chile (9), Uruguay (12), México (15), El Salvador (16), Brasil (23), Colombia (29), Bolivia (30) y Argentina (31).

Por lo que respecta al listado general de 158 países analizados, los latinoamericanos "más felices" en 2014 eran los costarricenses, cuyo país figura en el puesto 12, seguidos de los mexicanos (14), los brasileños (16) y los venezolanos (23).

También están bien situados Panamá (25), Chile (27), Argentina (30), Uruguay (32), Colombia (33), El Salvador (42) y Guatemala (43).

La lista de países "más felices" la encabeza Suiza, seguida por Islandia, Dinamarca y Noruega.

El informe, además de datos relacionados con los niveles de desarrollo económico, también analiza otras variables más difíciles de ponderar como son las experiencias positivas y negativas que muestra la población siguiendo diferentes patrones por sexo, edad y región.

Otros factores se refieren a cuestiones como la sensación de seguridad en la noche, la sensación de haber descansado bien, y el sentirse interesado por lo que le rodea y elementos negativos como son los sentimientos de ira, preocupación, tristeza, depresión, estrés y dolor.