La Juventud Patriótica Nicaragüense fue un partido político y movimiento social conformado por jóvenes y obreros que en 1960 allanó el camino para el nacimiento del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

En una época donde los derechos civiles y políticos estaban coartados por la tiranía, la Juventud Patriótica Nicaragüense logró dar continuidad a la lucha por la libertad que décadas antes inició el General Augusto C. Sandino.

Los jóvenes que conformaron Juventud Patriótica Nicaragüense, y que luego fueron miembros fundadores del Frente Sandinista, tenían claro que la lucha por una Nicaragua Libre iba más allá de pertenecer a un partido político opositor y se trabajaba de entregar la vida, de luchar o morir.

Fue así que en un año inesperado para el somocismo, nació Juventud Patriótica Nicaragüense semillero del FSLN y piedra angular de las luchas revolucionarias protagonizadas por la juventud nicaragüense.

El diputado Jacinto Suárez, Secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista, recuerda que después del ajusticiamiento de Somoza García por Rigoberto López Pérez, se desarrollan una serie de acontecimientos que agitaron la vida política de Nicaragua y reavivaron la lucha anti somocista.

“En el año 58 aquí se dan movilizaciones masivas pidiendo la libertad de Tomás Borge y de los presos de 1956; es el año de la autonomía universitaria conquistada por los jóvenes. Es el año que empieza el primer movimiento guerrillero en Nicaragua. Cuando llega el año 59 llega el triunfo de la revolución cubana, entonces eso termina de levantar los ánimos de la juventud y de los jóvenes”, contextualiza Suárez.

El 12 de enero de 1960, y con el auspicio del Embajador de Cuba en Nicaragua, se funda la primera organización juvenil de Nicaragua con el nombre de Juventud Patriótica Nicaragüense, rememora el diputado Suárez.

Uno de los grandes logros que se le atribuye a la JPN fue el traer a la luz el símbolo de Sandino y el significado de su lucha nacionalista.

"Sandino estuvo prohibido, perseguido, estigmatizado. Los jóvenes rescatan el legado patriótico de Sandino. Una de las acciones de Juventud Patriótica Nicaragüense en julio de 1960 perdura hasta el día de hoy. Bautizan la Avenida Sandino, que se llamaba Avenida Roosevelt. Los jóvenes la bautizan con una lucha callejera con muertos y heridos en 1960”, sostiene Suárez.

A pesar que el movimiento político no duró en el tiempo debido a la crudeza de la represión de la Guardia Somocista, los miembros más consecuentes, entre los que destaca el Comandante Daniel Ortega Saavedra, actual Presidente de Nicaragua, pasaron a conformar el Frente Sandinista de Liberación Nacional, que fue fundado en 1961.

Suárez explica que el nuevo partido político, el FSLN, heredó de la Juventud Patriótica su visión y su forma de lucha frontal contra la dictadura.

En el movimiento se lograron conjugar estudiantes, obreros, muchachos de los barrios y de los sectores más pobres del país. Destaca la participación de importantes cuadros y dirigentes del Frente Sandinista como José Benito Escobar, Germán Pomares, Salvador Buitrago, Julio Buitrago, Daniel Ortega, Fernando Gordillo, Manolo Morales, Jorge Navarro, Orlando Quiñónez e Ignacio Brenes, entre otros compañeros.

“Juventud Patriótica fue una cantera de cuadros para la lucha revolucionaria que surgió después de los años 60 y la fundación del Frente Sandinista en 1961. No se puede concebir la historia política de la lucha revolucionara de Nicaragua sin tomar como referencia importante y principal a Juventud Patriótica Nicaragüense”, asegura Jacinto Suárez.

Para el Magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rafael Solís, Juventud Patriótica Nicaragüense fue un movimiento político distinto de las fuerzas políticas existentes en esa época.

"Juventud Patriótica Nicaragüense no sólo era anti somocista, sino que propugnaba ideas de izquierda, muy influenciado por la revolución cubana que había triunfado un año antes y por la formación que tenían los principales dirigentes de juventud patriótica que provenían de las universidades y del sector de los obreros”, explica Solís.

La importancia de JPN fue la ruptura que se dio del bipartidismo en el país, además como antesala del Frente Sandinista dejaba abierta la posibilidad de la vía armada en el país, única opción de lucha, porque la dictadura había cerrado cualquier camino cívico democrático, comenta el magistrado.

Para Solís, el rol que sectores sociales como los jóvenes y los obreros desempeñaron en la Juventud Patriótica fue fundamental para conformar luego el Frente Sandinista.

"Todos la citan (a la Juventud Patriótica) en los antecedes inmediatos del Frente Sandinista, por sus posiciones, por las personas que lo integraron y porque fueron los primeros que trasladaron la figura de Sandino a esa época, la reivindicaron y la levantaron como una figura de lucha en contra del somocismo y en contra del imperialismo”, valora Solís.

Carlos Fonseca Terán, miembro del Frente Sandinista, valora que en la Juventud Patriótica se logra el enlace de la lucha revolucionaria del General Sandino y del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

“La Juventud Patriótica Nicaragüense fue una expresión organizada que antecedió directamente al Frente Sandinista. En ella tenemos a los fundadores y primeros militantes del Frente. Este es un antecedente histórico de organización política de la juventud revolucionaria en Nicaragua”, afirma.

Asimismo, explica que la Juventud Patriótica es el modelo de las actuales organizaciones juveniles como la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES), la Unión Nacional de Estudiantes (UNEN) y Juventud Sandinista 19 de Julio, que tienen un protagonismo juvenil en el cumplimiento de las tareas que les asigna la Revolución.

Fonseca Terán también resalta la participación de la juventud y los obreros que conformaron Juventud Patriótica Nicaragüense porque a lo largo de la historia de Nicaragua son esos sectores los que han estado presentes en la lucha revolucionaria.

“Es fundamental conocer la historia, hacer la revolución es hacer la historia. La manera más efectiva de hacer la historia es hacer la revolución, por eso son los jóvenes que hacen las revoluciones”, valora.

“Es fundamental que los jóvenes conozcan la historia de la revolución, de la lucha revolucionaria. Juventud Patriótica Nicaragüense fue un paso importante en la historia y sobre todo en lo vinculado con la participación de los jóvenes en la lucha revolucionaria de nuestro país, es el antecedente de su propia manera de luchar de forma organizada”, concluye Carlos Fonseca.