La madrugada del 13 de octubre de 1977 una columna del Frente Sandinista se disponía a atacar el Cuartel de la Guardia Somocista en Ocotal, cuando de repente es denunciada por unas personas y termina ocurriendo la gesta de San Fabián, uno de los hechos más conocidos de aquel Octubre Victorioso, cuando la guerrilla también atacó los cuarteles de San Carlos y Masaya.

Esta columna del Frente Sandinista estaba comandada por el Comandante Daniel Ortega, y tras ser denunciada en el Cuartel de Ocotal, los guerrilleros lo que hicieron fue esperar y responder con toda su potencia de fuego el ataque de la Guardia.

El lugar era la hacienda San Fabián, ubicada a unos 5 kilómetros de Ocotal, y en el enfrentamiento la guerrilla causó varias bajas a la Guardia, rompiendo de esa manera el silencio en que hasta ese momento estaba sumida la lucha contra la dictadura.

Miles se sumaron a la lucha

Uno de los testigos de estos hechos es el señor Edwin Maradiaga, quien en ese tiempo era cruzrojista y colaborador del Frente en la región segoviana.

“La importancia de la gesta de San Fabián es que es el inicio de la Insurrección Nacional”, expresa Maradiaga.

Este colaborador histórico asegura que aunque no se concretó el asalto a Ocotal –donde ya estaba en posición el comandante Germán Pomares-, si fue de gran importancia para concientizar al pueblo nicaragüense de que Somoza no era invencible.

En las paredes de la hacienda San Fabián aún están como mudos testigos de lo ocurrido hace 37 años los orificios de las balas.

Francisco Paz Gómez, otro de los colaboradores históricos del Frente Sandinista en la zona, también destaca lo trascendental de aquella gesta.

“El jefe al frente de la columna guerrillera era el compañero Daniel Ortega Saavedra, hoy nuestro Presidente”, indica.

“Esto rompe el silencio de lo que es el Frente Sandinista y comienza un tiempo insurreccional”, expresa Paz Gómez.

Para esa época ser joven era considerado por la dictadura motivo de sospecha, de tal manera que luego de la Gesta de San Fabián miles de jóvenes se sumaron abiertamente a la lucha del Frente Sandinista.

Sueños hechos realidad

Para este antiguo colaborador histórico, el Comandante Daniel desde la Presidencia está haciendo realidad los sueños por los que lucharon todos aquellos jóvenes.

“Consideramos que todas las acciones que está haciendo es en pro de eliminar la pobreza, en pro de Nicaragua”, señala Paz para quien los momentos de dolor y angustia del pasado hoy se han trocado en la alegría de vivir en un país diferente.

Muestra de todo esto es Ocotal, donde hoy hay bonitos complejos deportivos, parques, calles, centros de salud, escuelas y programas productivos para que el pueblo pueda salir adelante.

“Esos compañeros lucharon y arriesgaron su vida por amor a nuestro país. (Sabían que) el hecho de ir a derrocar una dictadura sería para tener una Nicaragua mejor, para construir lo que se está construyendo en este momento, lo que estamos haciendo como Frente Sandinista, lo que está haciendo el Comandante Daniel por esta Nicaragua”, asegura el joven Jonathan Lozano.

Lozano expresa que últimamente ha impactado en gran manera en la juventud ocotaleña, es el programa de acceso a internet gratuito en el parque municipal. Esto, señala, es muy importante para una educación de calidad de cada uno de los jóvenes nicaragüenses.

“Se está haciendo bastante por la juventud en general”, destacó.

Combate a la pobreza

Pero más allá de esto, está el combate a la pobreza con proyectos como el que ha facilitado a la señora Thelma Castellón tener su propia panadería.

Ella es protagonista de un programa de desarrollo a través del cual adquirió equipos valorados en 10 mil dólares. De estos 2 mil los ha aportado ella, y los restantes 8 mil el Gobierno de Nicaragua.

“Yo inicié hace 12 años con mi panadería con media arroba de harina”, afirma Castellón, subrayando que los gobiernos anteriores tenían en completo abandono al pueblo pobre de Las Segovias.

Indica que solo con el sandinismo es que ella ve la posibilidad de crecer como pequeña empresaria.

“Dios le ha tocado el corazón al comandante Daniel Ortega para que tengamos una empresa presentable, para que tengamos un buen producto”, enfatiza Castellón una mujer comprometida con la lucha revolucionaria y con los sueños libertarios de tantos héroes y mártires de Nicaragua.