En un intento por ampliar sus opciones de ataque, el Real Madrid movió ficha para conseguir la cesión del delantero internacional mexicano Javier "Chicharito" Hernández para la temporada 2014-15 procedente del Manchester United.

El actual campeón de Europa se reserva una opción de compra sobre el delantero de 26 años, valorado en 14 millones de euros según el sitio web transfermarkt.com, que pasó el reconocimiento médico y fue presentado en el estadio Bernabéu.

Hernández servirá de suplente para el delantero titular Karim Benzema, y se espera que tenga impacto en el banquillo.

El jugador no tenía sitio en el United después de que el club de la Premier League acordase la cesión del delantero colombiano Radamel Falcao desde el Mónaco.

"Creo que no hay jugador en el mundo que no pueda decir que no es un sueño. Sería una mentira", dijo un radiante Hernández

"Vengo a dar todo para que este club sea más exitoso de lo que ya es", añadió.

"Lo voy a dar todo. Espero aportar ese granito de arena para que sigan llegando muchos títulos".

Hernández fichó por el United procedente del equipo de su ciudad natal, Guadalajara, en julio de 2010 pero después de un primer año espléndido, en el que marcó 20 goles en todas las competiciones, jugó mayoritariamente de suplente.

Ayudó a México a avanzar a octavos de final en el Mundial de Brasil, marcando en la victoria por 3-1 sobre Croacia en la fase de grupos.

El Real Madrid sufrió una sorprendente derrota por 4-2 en Liga contra la Real Sociedad el domingo y su próximo partido es contra el campeón Atlético de Madrid el 13 de septiembre.

Preguntado por si aceptaría jugar la mayoría del tiempo como suplente, Hernández dijo que había llegado al Madrid para ser "parte del equipo".

"Lo veo como una gran oportunidad, hacer lo que más me gusta que es jugar a fútbol", dijo a periodistas.

"Lo único que tengo en mi corazón es que estoy agradecido porque me den esta oportunidad, estar con los mejores del mundo y poder crecer y darle todo a la institución. Sé que aquí se pide el cien por cien. Soy un afortunado y cualquier oportunidad que me den tengo que aprovecharla".

El nuevo "14" del Real Madrid es hijo de Javier Hernández, un delantero de México que participó y marcó en el Mundial de 1986 y era apodado "Chícharo", "guisante", por sus ojos verdes.