Un camarón minúsculo en California, un mamífero carnívoro de la familia de los mapaches en los Andes, un árbol de 12 metros en Tailandia, un geco o una anémona bajo el hielo del Ártico, forman parte de la lista de las Top 10 nuevas especies descubiertas por la ciencia en 2013, según ha informado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que participa en la elaboración de este ranking mundial.

Los investigadores calculan que aún quedan en todo el planeta unos 10 millones de especies por descubrir y advierte de que a causa de la crisis que sufre la biodiversidad, muchas especies podrían extinguirse, antes siquiera de que se llegue a conocerlas. Esta cifra es cinco veces mayor que las especies conocidas.

La lista la realiza cada año un comité internacional de investigadores que dirige el doctor Quentin D. Wheeler, del Instituto Internacional para la Exploración de Especies. El ranking de 10 especies destacadas se elige entre las cerca de 18.000 especies que la ciencia descubre cada año.

La iniciativa de esta lista pretende concienciar a la población sobre la importancia de conservar y conocer la biodiversidad de la Tierra. Este jueves se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad Biológica.

"La mayoría de la población no conoce las dimensiones de la crisis de la biodiversidad que estamos viviendo. Cada día desaparecen especies, de hecho hay algunas que desaparecen del planeta antes de que lleguemos a conocerlas", ha manifestado el director del IIEE.

Para el presidente del comité de selección e investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Antonio G. Valdecasas, resulta "inspirador" que la lista incluya mamíferos y grandes árboles porque estas especies confirman que no todos los seres vivos que faltan por descubrir tienen una escala micrométrica.

Entre árboles y microbios

Un camarón minúsculo de California, un organismo unicelular capaz de imitar a las esponjas marinas, la diminuta avispilla transparente bautizada Campanilla, un microbio que resiste en las habitaciones más limpias, un hongo de la familia de la penicilina de un brillante color naranja y un caracol translúcido de las profundas cuevas de Croacia completan el Top 10 de especies descubiertas durante 2013.

La lista se divulga cada 23 de mayo, coincidiendo con el aniversario de Carlos Linneo, un botánico sueco del siglo XVIII considerado padre de la taxonomía moderna.

Así, encabeza el ranking el Olinguito (Bassaricyon neblina), que es un mamífero carnívoro arbóreo que vive en las selvas de los Andes en Ecuador y Colombia, que pertenece a la familia de los mapaches. Sin embargo, el olinguito es menor que estos, y pesa unos dos kilogramos. Se trata del primer mamífero carnívoro descrito en el hemisferio occidental en 35 años.

En segundo lugar figura la especie Dracaena Kaweesakii, que es un drago de más de 12 metros de altura y que, a pesar de su tamaño, ha estado oculto en las selvas de Tailandia. Se calcula que su población es de unos 2.500 ejemplares, por lo que tras su descubrimiento, el estatus de esta especie ha sido calificada de "en peligro".

A esta le sigue la Edwardsiella andrillae, una anémona que vive en los glaciares de la Antártida. Los científicos desconocen cómo resiste a las duras condiciones de su hábitat. De hecho, los científicos destacan que esta es la primera anémona que se descubre en el hielo.

En cuarto lugar, los científicos han elegido al Liropus minusculus, un camarón minúsculo de apariencia translúcida, el más pequeño de su género, que habita en una cueva de Santa Catalina, California.

En el medio de la tabla figura la especie Penicilliu vanorangei. Se trata de un hongo de la familia de la penicilina que forma colonias con un llamativo color naranja y que se ha descubierto en una muestra de suelo tunecino.

El sexto puesto lo ocupa el Saltuarius eximius, que es un geco "muy difícil de ver" que se oculta en los bosques australianos gracias a su coloración moteada y a una cola muy amplia que utiliza para mejorar su camuflaje. Es una especie rara que espera a sus presas en superficies rocosas verticales.

Un organismo unicelular que vive en España, en el Top Ten

A esta le sigue el Spiculosphon oceana. Ha sido calificada como "un gigante en el mundo de los organismos unicelulares", ya que mide entre cuatro y cinco centímetros y es capaz de imitar a las esponjas marinas. Se alimenta extendiendo sus seudópodos fuera de la concha y capturando invertebrados que quedan atrapados en sus estructuras espinosas. Vive en cuevas sumergidas de la costa sureste española.

El octavo puesto del ranking es para el Tersicoccus phoenicis, que ha sido encontrado en las salas donde se ensamblan las naves espaciales. Se trata de un microbio que podría contaminar otros planetas en una visita espacial.

Las muestras de este microbio se recogieron en el suelo de dos habitaciones separadas por 2.500 kilómetros, una en Florida y otra en la Guyana francesa.

El noveno lugar es para Campanilla, Tinkerbella nana. Se trata de una avispa incolora encontrada en Costa Rica y que mide 250 micrómetros y que es uno de los insectos más pequeños del planeta. Se trata de la última incorporación a una familia de insectos con 1.400 especies conocidas.

Por último, en el décimo puesto se sitúa el Zospeum tholossum, un pequeño caracol de unos 2 milímetros de largo adaptado a la vida en las cuevas más profundas de la tierra en Croacia. Vive a 900 metros de profundidad y carece de pigmentación y de ojos, lo que le da un aspecto fantasmal.