Mejorar la calidad de vida de los pacientes con artrosis es el objetivo principal de la jornada de infiltración de plasma rico en plaquetas, desarrollada por el Ministerio de Salud (Minsa) en el Hospital Alemán Nicaragüense, donde se atendió a 20 pacientes originarios de la capital.

El proceso es ambulatorio y con ello los pacientes recuperan hasta un 80% la movilidad y funcionamiento en sus rodillas, permitiéndoles incorporarse a sus actividades cotidianas y dejar de depender de equipos auxiliares como bastones o andariveles.

“Estamos haciendo este tipo de jornadas desde hace cinco años para ayudar a los pacientes que presentan problemas en las rodillas, ósea artrosis, es un procedimiento que realizamos en nuestros quirófanos. Generalmente, esta condición de salud afecta a pacientes con edades superiores a los 45 años, también hay personas jóvenes a las que se lo aplicamos, por ejemplo, a los que presentan ligamentos en los tendones”, señaló el Doctor Javier Mairena, ortopedista y traumatólogo.

“Dependiendo del grado de desgaste que presente el paciente en sus rodillas así mismo será la efectividad del procedimiento, si el paciente tiene un desgaste en grado 1 o 2 con la infiltración el paciente puede mejorar hasta en un 90%, sin embargo, si el paciente ya tiene un desgaste bastante avanzado, la infiltración va a disminuir los dolores en un 50%”, añadió Mairena.

Entre los síntomas más comunes de los pacientes con problemas de artrosis están los fuertes dolores en las rodillas e incluso la pérdida de la movilidad, ya que el paciente pierde fuerzas en sus extremidades inferiores.

“Tengo desgaste en mis dos rodillas, me provoca unos dolores intensos que a veces no puedo ni ponerme de pie o caminar mucho, sin embargo, me anotaron en la lista de este procedimiento y estoy contenta porque me han atendido muy bien y tengo confianza en Dios y en los médicos que esta infiltración que va a ayudar a mejorar mi calidad de vida”, refirió Indiana Moraga, paciente.

“Es un procedimiento al cual no todos tenemos acceso, sin embargo, aquí me lo han facilitado de forma gratuita, yo trabajo en el área de mercadeo en una empresa y me toca estar muchas horas de pie y mi problema de artrosis se ha venido agudizando, pero ahora mi calidad de vida va a mejorar porque es un tratamiento acertado. Es un procedimiento rápido, no duele y no me cabe duda de que voy a estar mucho mejor”, finalizó Olga Arrechavala, paciente.