La Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, reafirmó de cara al 45/19 el compromiso del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional con la paz, la lucha contra la pobreza y el progreso de las mayorías nicaragüenses, destacando la importancia del trabajo y la unidad para alcanzar una vida digna y próspera.

"Muy buenas tardes compañeras y muy buenas tardes queridas familias de esta Nicaragua nuestra bendecida, trabajadora, prosperada, segura y victoriosa, amante de la paz, porque sabemos que la paz es el tesoro más preciado y es lo que nos permite caminar, lo que nos permite avanzar, lo que nos permite luchar decididamente, seguir luchando contra la pobreza", dijo la Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo.

En este sentido destacó que "esa lucha contra la pobreza es la que quisieron detener los enemigos de la paz, los enemigos del progreso, los enemigos de los pobres, esa lucha que precisamente arrebataba todos sus argumentos contrarios, argumentos contrarios a la paz, a la concordia, y al desarrollo justo, al avance contra la pobreza y al derecho pleno de las mayorías nicaragüense".

"¡Cuánto odian la paz!, ¡Cuánto odian a las familias que ellos mismo empobrecieron! ¡Cuánto sienten o cuánto se sienten amenazados con el progreso y la prosperidad de las mayorías! A eso es que el pueblo nicaragüense tiene derecho pleno, a avanzar prosperando las mayorías porque el trabajo de esas mayorías nicaragüenses en el campo y la ciudad, es lo que ha sostenido a nuestro país e incluso es lo que le han arrebatado esos enemigos de la paz y el bien común".

"Pero bueno, aquí estamos y vamos al 45/19 en buena esperanza, buen corazón, y sobre todo en hermandad cristiana y solidaria", enfatizó la Vicepresidenta.

Recalcó que el ser humano tiene derecho a la vida digna, tiene derecho al trabajo para prosperar, para mejorar, tiene derecho a avanzar, a estudiar a contar con salud, tiene derecho, "tenemos derechos como seres humanos a vivir bien y a sentirnos contentos y agradecidos al Dios de todos los triunfos porque estemos mejor".

"Y nadie puede arrebatarnos ese derecho, como nadie puede arrebatar el derecho a soñar, a aspirar y a cumplir los sueños, y las aspiraciones de las nuevas generaciones y de todas las generaciones de todos los tiempos porque como decía: la prosperidad, el desarrollo de un país es fruto de la labor cotidiana de los pueblos, de los trabajadores en primer lugar, en el campo y la ciudad", agregó.

La Compañera Rosario dijo que, "así que ahora que vamos para el 45/19 celebramos, celebramos la gloria y la historia de victoria de los luchadores y luchadoras nicaragüenses en todo el país. Luchadores de sol a sol, cultivando, sembrando, cultivando, cosechando, prosperando, a los educadores que también de sol a sol, figurativamente han venido instalando y resguardando la identidad nacional e instalando los valores de familia y comunidad, reinstalando todos los días, y el conocimiento, y el aprendizaje".

"Y a los trabajadores de la salud que día a día resguardan nuestra energía, nuestro vigor y nuestro caminar, porque con salud caminamos. Y a todos los que en todas partes, en las alcaldía, en las carreteras, en las calles, en la construcción de viviendas, representan el esfuerzo sostenido y cotidiano de este pueblo, nuestro reconocimiento, nuestro respeto en estos días de celebraciones de nuestra liberación, lo que permitió aquel 19 de julio, vislumbrar al pueblo nicaragüense su plenitud, como pueblo con derechos, esos derechos que nos han querido arrebatar, incluso todas las agresiones que hemos vivido, son indudablemente consecuencia de la avaricia, de la codicia, y del afán de arrebatarnos todos los derechos, pero aquí estamos pueblo grande, pueblo glorioso, pueblo valeroso, pueblo triunfante, pueblo victorioso de cara al sol y caminando construyendo el porvenir", finalizó la Compañera Rosario.