En el Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias (CNIA), el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) desarrolló un taller sobre técnicas y prácticas para el manejo de plántulas in vitro de quequisque y malanga, con productores y productoras del departamento de Managua.

El técnico del Inta, Victorino Blandón, mencionó que son rubros que apoyan a las familias productoras y les permiten generar ingresos y con estas prácticas y tecnologías se ayuda a mejorar la producción.

"La biotecnología que estamos aplicando es a través de la técnica del cultivo de tejidos, es una de las más eficientes, en cuanto a sanidad y calidad relacionado a la producción", indicó.

"Estamos garantizando una semilla sana y estable en cuanto a rendimiento, podemos pasar de 150 quintales por manzana a 200 o 250 quintales, en dependencia de las condiciones en donde se va a desarrollar", añadió.

Uno de los productores presentes fue don Alberto López, del municipio de Villa El Carmen, quien manifestó que son muy buenas estas capacitaciones para ellos como productores porque les ayuda a incrementar en el campo la siembra, el cuido y lograr una producción mayor.

"Así aprendemos y llevamos al campo ese conocimiento que enseñamos a otros que tal vez no pueden venir", aseveró.

Asimismo, la productora Damaris García, señaló que estas enseñanzas son de gran valor tanto para las familias como para el productor.

"Hoy se viene a aprender cómo es el proceso de la malanga, que es muy buenísimo, tiene una nutrición muy buena para la niñez y nosotros de la tercera edad", refirió.

Las variedades que se cultivan en ambos rubros son lilas y blancas, y las zonas con mayor productividad de estos tubérculos se localizan en la zona Sur y Norte del Caribe y Central del país.