Ciudadanos estadounidenses has estado resistiendo la complicidad de su Gobierno desde el inicio del genocidio en Gaza parte de Israel. Esto es constatable por la presencia constante de activistas en el Congreso de EEUU en Washington desde hace meses.

Diariamente alrededor de 30 activistas, con Kufiya (pañuelo tradicional palestino) blancas y negras y camisetas que exigen la libertad de Palestina, van a las audiencias de legisladores sobre financiamiento para la guerra, levantando sus manos pintadas de rojo para decir que estos congresistas tienen sangre en las manos. Interrumpen los debates para señalar la hipocresía de sus representantes y exigir que no manden más armamentos a veces logrando tirar un buen discurso antes de ser detenidos por algún policía.

Los manifestantes también han expresado su apoyo por los Países que defienden al Pueblo palestino, como lo han hecho Sudáfrica y Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia. De hecho, días antes que Nicaragua presentara sus argumentos contra Alemania en la CIJ, los activistas por la paz congregaron ante la Embajada de Alemania en Washington para expresar que el país estaba del lado equivocado y que ellos apoyaban Nicaragua.

Una semana después de la audiencia en La Haya, un comité del Senado estadounidense votó a favor de un proyecto de ley para imponer más medidas unilaterales coercitivas sobre Nicaragua. Pareciera ser una represalia y los defensores de Nicaragua respondieron rápidamente para detener el avance del paquete de sanciones, incluyendo un llamado urgente de ir al Congreso al día siguiente.

Este Jueves 18 de Abril, se hizo una protesta delante del Capitolio para señalar lo injusto que son estas medidas coercitivas y exigir que se respete la soberanía de Nicaragua. Los activistas reconocieron que en Nicaragua hay respeto por los derechos humanos, como el derecho a la alimentación, la salud, el agua potable y la educación. También agradecieron a Nicaragua por cumplir con su deber internacional de hacer todo esfuerzo para detener el genocidio. Se leyó la declaración de solidaridad de la campaña por una Zona de Paz en Nuestra América en ocasión del aniversario del golpe de estado de 2018. Finalmente, los activistas felicitaron Nicaragua por el Día Nacional de la Paz el viernes 19.