La Convención Bautista de Nicaragua (CBN) como organización religiosa sin fines de lucro, por más de 107 años ha dedicado todos sus esfuerzos en sus más de 331 iglesias, 186 campos misioneros y su ministerio radial a la proclamación de las buenas nuevas de salvación y del reino de Dios en la tierra.

Asimismo, la CBN fiel a su constitución en cuanto al aporte social, ha contribuido desde sus inicios al bienestar de la salud de nuestro amado pueblo nicaragüense mediante servicios hospitalarios de alta calidad a través de su hospital bautista al igual que con el cuido y esmero para nuestros hermanos y hermanas de la tercera edad en nuestro hogar de ancianos.

Como organización cristiana, hemos venido formando a través de todos estos años y de forma continua a muchas generaciones con la luz del saber y con los valores del reino de Dios desde nuestros ministerios educativos como el colegio y el seminario teológico bautista; aportando hombres y mujeres de bien para nuestra sociedad nicaragüense.

Fieles a la exhortación que como a hijos de Dios se nos hace en 1 Timoteo 2.1-2 y Romanos capítulo 13; en la CBN respetamos, valoramos y oramos siempre por todas las autoridades de nuestro país, a fin de que nuestro Señor les bendiga y les llene de su sabiduría para que todos podamos vivir quieta y reposadamente en paz, y para que nuestra nación pueda ser conducida en el interés social de las grandes mayorías, con justicia y equidad para todos los ciudadanos considerando que todos somos receptores de la gracia de Dios.

Como institución hemos de compartir que el gobierno de reconciliación y unidad nacional, presidido por el comandante José Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo han respaldado siempre nuestra labor evangelística, y han favorecido la realización de todas nuestras actividades, así como el fortalecimiento de nuestras instituciones que están al servicio del pueblo bautista y de la sociedad en general.

Agradecemos profundamente a nuestro Dios, porque en medio de un mundo que amenaza cada vez más, el milagro de la vida y la paz mundial de las familias; que promueve guerras, dolor y muerte, en nuestro amado país gozamos de plena libertad religiosa y celebración de culto para seguir anunciando el evangelio eterno de nuestro Señor y salvador Jesucristo e impulsar acciones en favor de los más pobres y más desfavorecidos, con palabras y acciones de esperanza, hasta que Cristo venga otra vez.

Dado en la ciudad de Managua, Nicaragua a los 16 días del mes de abril de 2024.

JUNTA DIRECTIVA – C.B.N.