El Tratado de Libre Comercio entre el Gobierno de la República Popular China y el Gobierno de la República de Nicaragua (en adelante el "Tratado") entrará en vigor el 1 de enero de 2024.

El Acuerdo se firmó el 31 de agosto de 2023 y China y Nicaragua han completado los procedimientos para su entrada en vigor. Según el Tratado, las dos partes lograrán una apertura mutua de alto nivel en los campos del comercio de bienes, comercio de servicios y acceso a mercados de inversión.

En términos de comercio de bienes, las dos partes eventualmente implementarán cero aranceles sobre el 95% de los productos de sus respectivas líneas arancelarias, de los cuales el 60% recibirá cero arancel de manera inmediata.

En lo que respecta al comercio de servicios, el Tratado de Libre Comercio es el primero de China que abre el comercio transfronterizo de servicios e inversiones en forma de lista negativa. Además, el Tratado fomenta la cooperación económica y técnica entre las dos partes en los ámbitos de la agricultura, textiles, logística, turismo y pequeñas y medianas empresas.

El Tratado es un hito en el desarrollo de las relaciones económicas y comerciales bilaterales entre China y Nicaragua, que conduce a estimular aún más el potencial de la cooperación bilateral en materia de comercio e inversión, promoviendo la calidad y la mejora de la cooperación y beneficiando mejor a las empresas y los pueblos de los dos países.