La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, en su comunicación del mediodía con las familias nicaragüenses expresó que están siempre orgullosos y contentos de servirle al pueblo y trabajar cada vez más duro si Dios da la salud y energía, y continuar cambiando Nicaragua para bien.

Y también para vivir tranquilos, seguros, para continuar cambiando Nicaragua, para bien, para mejor, para vivir tranquilos, seguros, para vivir trabajando y prosperando, para vivir en concordia y resalto: la tranquilidad, la seguridad, la Paz, la concordia. ¿Cuántos han querido romper esa concordia, esa Paz? ¿Cuántos la han roto momentáneamente?”, dijo la Vicepresidenta.

"Pero nuestro pueblo sabe que la paz es el mayor tesoro que tenemos, la concordia, la Paz nos permite ir avanzando en caminos de porvenir y de bien común, de fe, porque la fe es atributo, es virtud, es valor, es cualidad, indispensable en la vida de las familias nicaragüenses y la fe es muy personal. No se puede mandatar, no se puede ordenar, tener fe, no se puede uno atribuir el dominio o la propiedad sobre la fe, no hay propietarios de la fe”, agregó.

De igual manera, señaló que “Dios nos da a todos el corazón para vivir la fe, sin propietarios que nos digan: ‘uy, hay que tener fe’. No, hay que tener fe porque tenemos fe y porque somos seres que hemos vivido, que hemos nacido, que hemos vivido, que hemos crecido en la convicción de que es con fe, que es amor, que podemos ir adelante”.
“Y lo más ridículo, lo más divertido, es que hay quienes con palabras, sentimientos y pensamientos diabólicos hablan de fe. Los verdaderos diablos son los que tocaban las campanas para mandar a matar a nuestro pueblo. Los verdaderos diablos son los que andaban sembrando odio y hablando al nombre de Cristo. ¡Qué increíble! Los verdaderos diablos son los que no toleran el amor, porque es la fuerza más poderosa que existe y es con amor que hemos venido tras el bien y venciendo, con amor y esperanza que nadie puede arrebatarnos, porque nos pertenece como pueblo de Dios”, sostuvo.