Las familias capitalinas recorrieron una vez más este domingo los altares instalados para resaltar el fervor mariano en la Avenida de Bolívar a Chávez.

Desde los más pequeños hasta los abuelos, se sumergieron en este mágico recorrido, admirando las obras de arte que honran a la Madre de Nuestro Señor Jesucristo y compartiendo momentos especiales de reflexión y unión.

Doña Yesenia Morales, junto a su hija y una tía, expresó su emoción. "están bonitos, están lindos. Agradecemos a nuestras autoridades por mantener viva esta tradición que nos une como familia".

altares

La Avenida se convirtió en un escenario de fervor y alegría, donde la comunidad se sumó con entusiasmo para celebrar la Purísima.

Eveling Dávila, una joven que llegó con una amiga, para compartir la experiencia, expresó los sentimientos que despierta en ella recorrer la avenida. "Es un ambiente seguro y familiar. Podemos venir a distraernos y despejarnos de la rutina de la casa y el trabajo".

Los altares a la Purísima iluminan esta importante arteria de la capital cada diciembre, llevando a las familias nicaragüenses a un viaje de devoción, unión y hermandad.

altares

Osman Linarte, que vino desde la ciudad de León, dijo no perderse la oportunidad en diciembre para dar un paseo y disfrutar de estos altares.

"Para mí, venir a Managua cada diciembre para disfrutar de los altares a la Purísima en la Avenida de Bolívar a Chávez es un reencuentro con nuestras raíces, un vínculo con la esencia misma de nuestra tradición leonesa. Soy oriundo de León, donde nació esta hermosa costumbre, y verla florecer año tras año en la capital llena mi corazón de alegría y nostalgia por todo lo que uno ha vivido desde pequeño, hasta ahora, que uno traslada la tradición a los más pequeños".

Esta tradición, llena de espiritualidad y amor familiar, se erige como un símbolo vibrante de la riqueza cultural que caracteriza a Nicaragua durante la temporada navideña.

altares

altares

altares

altares

altares