Este 20 de noviembre, se cumplen dos años de la Decisión Soberana del Estado de Nicaragua de denunciar y desvincularse de la Organización de los Estados Americanos, lo que abre una "nueva etapa, esta etapa sin injerencia imperial", reconoció la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

"Esta mañana nuestro Canciller, Compañero Denis Moncada, dio lectura al mensaje de nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, del Estado Soberano de Nicaragua, al cumplirse dos años de esa decisión también soberana de denunciar la Carta de la OEA. Y Denis fue muy claro, muy enfático, en lo que es, no solo ha sido, es la posición de Nicaragua, en relación a la Organización de Estados Americanos, hizo una reseña breve de todo lo que ha significado la OEA como ministerio de colonias al servicio del gobierno unipolar y hegemónico, gobierno decadente de los Estados Unidos de América", mencionó.

Enfatizó que "la OEA como extensión del poder y el injerencismo del gobierno norteamericano, atentando contra la soberanía de los pueblos, contra el bienestar, contra la paz y contra la seguridad de los pueblos del hemisferio, países y pueblos".

"Nuestra denuncia ha sido sistemática, todo el tiempo hemos tenido una posición clara en relación al rol, destructivo, injerencista, antisoberanía, decadente, por cuanto representa la decadencia del imperio, la llamada Organización de Estados Americanos que solo ha servido para apoyar, justificar, acompañar, invasiones, golpes de estados y todo lo que le ha mandatado su amo el gringo", añadió.

Reiteró la Vicepresidenta que "el reencuentro que hace Denis es largo e incluye los golpes de estados, los intentos de golpes de estados, también en Ecuador, en nuestra Nicaragua e incluye también la falsedad de los informes electorales de la OEA cuando es llamado para participar como veedor, como observador, cómo han inventado resultados a la medida del imperio".

"Nicaragua, siempre digna, siempre soberana, siempre en lucha y siempre valiente y victoriosa, denuncia y queda desvinculada con la frente en alto, con dignidad y amor patrio, queda desvinculada de la Carta de la OEA y de la OEA, y ya cesaron los efectos internacionales nocivos contra nuestra patria bendita, libre de ataduras y vínculos con ese ente diabólico del imperio que tanto daño ha causado a toda nuestra América y a nuestra Nicaragua", sostuvo.

"Expresó que así estamos compañeros, compañeras, nos sentimos orgullosos de abrir esta nueva etapa, esta etapa sin injerencia imperial, a través de un organismo caduco, vencido, un organismo que solo sirve a los intereses de dominación colonial y neocolonial, imperialista de los Estados Unidos de Norteamérica, y así estamos compañeros, compañeras, y así vamos siempre dignos, siempre luchando para resguardar la paz, defendiendo la paz que es vida, en patria libre defendiendo y resguardando la paz que es vida, que es esperanza, que es fuerza de amor y de victoria en esta Nicaragua de todos, esta patria de todos, patria y paz, patria para ir adelante, patria para seguir creando todos juntos el porvenir, patria libre y patria libre, siempre más allá compañeros y compañeras. Vamos adelante", finalizó.