Esta semana la comunidad garífuna de Nicaragua, asentada en Orinoco, municipio de Laguna de Perlas, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), celebró el 181 aniversario de su llegada a Nicaragua, durante la conmemoración del Día Nacional Garífuna.

En la celebración participó una importante delegación de garífunas de Belice, Guatemala, Honduras y San Vicente y las Granadinas, quienes patentizaron su respaldo a la comunidad garífuna nicaragüense para que, con apoyo del gobierno sandinista, se continúen restituyendo sus derechos y se fortalezcan los aspectos culturales, de identidad e historia de los garífunas en este país.

Música, danza y gastronomía le pusieron la nota de color y sabor a la celebración que incluyó un momento de diálogo y reflexión con los hermanos garífunas de la región y concluyó con una fiesta popular amenizada por grupos musicales autóctonos.

Garífunas son cultura, identidad e historia

Jhonny Hudson, secretario político de la RAAS, participante del encuentro, expresó que cuando se hace referencia al pueblo garífuna se habla de cultura, identidad e historia.

“Es una riquísima historia de luchas y victorias. Estamos hablando desde que los garífunas fueron expulsados de la Isla de San Vicente en 1797 y llegaron a Centroamérica y desde honduras se regaron a diferentes países. El pueblo garífuna, la cultura garífuna enriquece la cultura nacional, es muy bonito para nosotros los costeños, el aporte del pueblo garífuna a la cultura nacional”, comentó.

Hudson señaló que Nicaragua es un pueblo multiétnico y pluricultural, sin embargo, recordó que la cultura garífuna en nuestro país vivió momentos difíciles cuando fue invisibilizada.

“Ellos tuvieron que adoptar otra identidad para poder sobrevivir. Hasta que llega la Revolución es que los garífunas comienzan a ser reconocidos, comienza la restitución de derechos de los garífunas y eso se expresa en la Ley de Autonomía cuando se establece que todos los pueblos tienen iguales derechos, independientemente de su número o su nivel de desarrollo”, afirmó.

En ese sentido, explicó que gracias al Frente Sandinista, miembros de la comunidad garífuna ocupan cargos públicos por primera vez en la historia de Nicaragua.

“Hoy tenemos por primera vez en la historia un alcalde que es garífuna. También la Presidenta del Consejo Regional de la RAAS es garífuna”, dijo Hudson.

“Visiblemente los garífunas han avanzado y están ocupando espacios y aportando al desarrollo de la Costa Caribe para construir la unidad en la diversidad”, agregó.

Luchan para recuperar la lengua garífuna, alma de su identidad

Uno de los retos que enfrenta la comunidad garífuna de Nicaragua es recuperar su lengua original, puesto que ahí reside el alma de su identidad.

Al respecto, explica Jhonny Hudson, se están haciendo esfuerzos gubernamentales y locales para fortalecer la identidad garífuna a través de la recuperación de su lengua.

Entre esos esfuerzos destacan la instrucción que 10 niños garífunas de Nicaragua recibieron en comunidades garífunas de Honduras donde aprendieron su lengua original.

“Este es un esfuerzo que hoy se tiene que mantener, fortalecer y ampliar. De esta reunión van a surgir nuevas iniciativas más amplias de intercambio. Lo que se trata en concreto y lo que quiere hacer el gobierno es brindar el apoyo al pueblo garífuna de Nicaragua para que pueda fortalecer su identidad cultural”, manifestó Hudson.

Gobierno ha restituido derechos de la población garífuna en Nicaragua

Se calcula que en Nicaragua la población garífuna sobrepasa las 5 mil personas, y en la comunidad de Orinoco viven más de dos mil garífunas.

Aunque son un grupo minoritario, el Gobierno Sandinista se ha preocupado por que la restitución de los derechos alcance a la población garífuna.

Uno de las principales acciones del gobierno en el proceso de restitución de derechos fue la demarcación y titulación del territorio que perteneció históricamente al pueblo garífuna.

Asimismo, el mejoramiento de la calidad de vida de los garífunas ha sido impulsado a través del financiamiento a la pesca, su principal actividad productiva.

“Aquí en Orinoco los garífunas construyeron un pequeño acopio con su planta de hielo, en varios pueblos ya tienen energía las 24 horas al día. Aquí en Orinoco están con el sistema de plantas aisladas pero tienen 16 horas de enrecia eléctrica al día. En el primer semestre del próximo año estas comunidades van a estar a la red nacional de energía”, explicaron las autoridades locales de Laguna de Perlas.

Además, con la gestión de miembros de la comunidad garífuna en el gobierno local y regional, se han realizado esfuerzos encaminados a mejorar los ambientes escolares de la escuela de la comunidad y la construcción de un centro multiuso que incluso funcione como refugio durante las emergencias.

Orinoco es modelo para otras comunidades garífunas

Por su parte, miembros de las delegaciones garífunas de Belice, Guatemala, Honduras y San Vicente, que participaron en la celebración, señalaron que la comunidad garífuna nicaragüense es un modelo de desarrollo para las comunidades asentadas en otros países.

Humberto Castillo, representante de Honduras, Presidente de la Asociación de Afrodescendientes, consideró que el apoyo del Gobierno Sandinista ha sido valioso y fundamental para brindar a la comunidad garífuna los espacios que requiere para su desarrollo social, económico y cultural.

“El gobierno sandinista está haciendo lo que debe hacer por la recuperación de la cultura. Un pueblo sin cultura, un pueblo que pierde su lengua pierde completamente su identidad y si no hay identidad no hay forma de aportar al desarrollo nacional”, señaló Castillo.

“El hecho de que estén apoyando este conclave es sumamente importante y el plan de acción que surja de acá va a ser financiando y apoyado totalmente por el gobierno sandinista. Los grupos como los indígenas y los negros en América Latina son los que más demandan apoyo porque de repente, aquí está la fuente de desarrollo”, expresó.

Asimismo Gale Baptiste, de la Fundación de Herencia Garífuna de San Vicente, dijo estar impresionada del trabajo que los garífunas están haciendo en Nicaragua.

“Es impresionante ver que nosotros en San Vicente, donde está el modelo de la cultura garífuna, lo hemos ido perdiendo. Y ver el trabajo que se están haciendo aquí en Nicaragua para rescatar la cultura garífuna es impresionante”, sostuvo Baptiste.

“Como pueblo y como persona con tal que nos unamos considero que podemos lograr muchas cosas. Estoy muy impresionada, muy contenta con el trabajo que está haciendo el Gobierno de Nicaragua y espero que mi gobierno en San Vicente pueda retomar este trabajo e implementarlo en el sistema”, comentó.

Finalmente, el Vicecanciller Valdrack Jaentschke, explicó que el gobierno apoya a los garífunas para que desarrollen espacios de intercambio que fortalezcan su cultura.

En este encuentro, precisó, “se decidió profundizar el hecho de que la cultura garífuna ha sido declarada patrimonio intangible de la humanidad y se desarrolle un plan de acción para seguir fortaleciendo ese elemento. Parte de esto tiene que ver con la educación; están hablando de desarrollar una especie de congreso educativo alrededor del aprendizaje de la lengua garífuna”.

Valdrack también informó que los garífunas llevarán una propuesta a la Asamblea Nacional para que se declare la cultura garífuna como Patrimonio Nacional, puesto que en el 2001 fue reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.