Las guerras de hoy contra Gaza se desarrollan en el marco de la guerra del imperio contra los que no quieren seguir pagándole a EEUU-Israel su crisis. La Humanidad se niega a aceptar “La Solución Final”.

“La Solución Final” es el proyecto sionazi de ocupación y eliminación de Palestina, para eso hacen la guerra al Pueblo Palestino desde hace 75 años. Pero también es a lo que apuesta el monstruo con la premisa del supremacismo sobre el resto de los pueblos. El último paso que han dado en la aplicación de esa idea mesiánica terrorista es quitar a Gaza el agua, los alimentos, la luz y cortar internet con el fin de que no salgan vivos ni se les vea ni se les escuche, y a ese bloqueo feudal han añadido las 6.000 toneladas de bombas que han tirado sobre escuelas, mezquitas e iglesias, hospitales, y los barrios de Gaza abarrotados de prisioneros de todas las edades: ¿quién les enseñó a cometer semejantes crímenes?, ¿quiénes fueron sus maestros?, ¿recuerdan las montañas de cuerpos esqueléticos desnudos amontonados en los campos de exterminio nazi?, esa es la imagen de lo que los asesinos del Pueblo Palestino aprendieron que era “la solución final.

El Consejo de Cooperación del Golfo, el G77, La Liga Árabe, La Organización de Cooperación Islámica y China, han pedido en la ONU la suspensión de Israel hasta que cumpla sus compromisos. En los países solidarios se sostienen compromisos esenciales como que el sionazismo, el neocolonialismo se retire de los territorios ocupados de Palestina, indemnice al Pueblo Palestino, deje volver a los refugiados, devuelva Jerusalén Este al Pueblo Palestino, ponga en libertad a los Prisioneros, reconozca el Estado de Palestina, … El fracaso de Blinken y Biden intentando presionar a Arabia Saudi, a Egipto, a Jordania, y otros gobiernos árabes para aislar al Pueblo Palestino es ocultado o simplemente disimulado por el complejo de negocios financiero mediático.

En vista de que la crisis del imperio se agudiza desde hace años y en nuestros días deja al régimen “occidental” estadounidense unión europea expulsado de las alianzas que agrupan al 80% del mundo, el imperio se ha decidido por el genocidio, el crimen de guerra y el crimen de lesa humanidad, que no prescriben, y la CPI tan arrogante como para señalar a Putin por mandato del imperio, ahora hace ver otra vez su obediencia al quedarse callada ante lo que su amo dicta.

¿También quieren que la convivencia entre pueblos y creencias quede borrada de la historia para imponer el ideario neonazi supremacista? Los sionazis, vanguardia del imperio, declaran que somos bestias en cuerpos humanos, deshumanizando a los pueblos como le enseñó la tradición colonial de la aristocracia inglesa que buscando mercenarios que pudiese interponer en su ocupación de Palestina encontró al suplente aprendiz de nazi, hoy vemos el resultado de aquel acto contra el Derecho de los Pueblos.

Desde la cima del sionazismo su representante hoy, el que la gente de la calle ha llamado Satanyahu, ha aclarado las palabras un tanto encubiertas de la declaración que Balfour, ministro de exteriores inglés, entregó a Lionel W. Rothschild, dice Satanyahu:: “El pueblo judío tiene un derecho exclusivo e incuestionable sobre todas las áreas de la Tierra de Israel”, y un ejemplo práctico de lo que ha declarado el asesino lo tiene usted aquí: https://diario-octubre.com/2023/10/18/sin-palabras-la-onu-denuncia-ataque-mortal-de-israel-contra-una- escuela-con-miles-de-refugiados/

Para que no queden dudas de su soberbia criminal como jefe supremo del terrorismo y el odio Satanyahu ordena a la ONU que evacue Gaza y lleve al Pueblo Palestino a la frontera con Egipto, ¿se prestará el gobierno egipcio a tomar parte en la “Solución final”.

Hace tiempo que el régimen imperialista se negó a cumplir con la entrega a la UNRWA, agencia de la ONU encargada de la ayuda a los refugiados, la ayuda obligatoria, se decidió a las claras por su papel en el genocidio, la UE también ahora hace campaña diciendo que sus neonazis tienen “derecho a defenderse”, se reparten los papeles en la guerra, todos los papeles forman parte del mismo libreto supremacista imperial. La unidad del Sur Global tiene que acelerarse, tiene que cerrar diferencias y centrar los esfuerzos en la creación del Estado de Palestina, en lo común, o no habrá salvación, independencia, soberanía igualdad para nadie, el motor Rusia- China tiene una tarea histórica.

De momento las calles de la mayoría del mundo piden la defensa de Palestina, ya hace mucho que los gobiernos debían haber escuchado y haber roto su relación con el brazo armado del imperio en Oriente Medio, debían haber expulsado a los representantes del sionazismo, debían haber cerrado sus embajadas, ya son 148 países los que reconocen a Palestina, ¿no deberían ponerse a esa tarea?, ¿y tomar la decisión de expulsar de la ONU a los criminales que se atribuyen el “derecho exclusivo sobre Palestina?, ¿no les parece que el BDS, Bloqueo, Desinversión y Sanciones, debían haberse puesto en primer plano hace muchos años?, ¿a qué se espera?, la instalación sionazi ha cumplido ya 75 años.

Las guerras de hoy contra Gaza se desarrollan en el marco de la guerra del imperio contra los que no quieren seguir pagándole a EEUU-Israel-UE su crisis. Para triunfar se precisa una alternativa única de esa mayoría llamada el Sur Global, unitaria en todos los aspectos con los que se vence en las guerras antiimperialistas, solo así se hace el cambio de orden, cambio que empieza con la victoria del Pueblo Palestino. Usted que lee, participe.

*Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Internacionalista e integrante de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN