En el Centro Penitenciario Jorge Navarro de Tipitapa, los presos y presas están integrados en distintos programas laborales, que forman parte de su proceso de reeducación, que les permitirá reintegrarse a la sociedad una vez cumplan sus condenas.

“Este tipo de actividades consiste en la elaboración de losetas y postes. Aquí estamos en el taller de prefabricados donde se elaboran como les dije losetas y otras actividades como metalúrgica, también tenemos carpintería”, destacó Ronald José Moya Guevara, subdirector del Centro Penitenciario.

Además de aprender y desarrollar sus habilidades, los presos y presas reciben una remuneración económica, la cual es dirigida a la familia.

“Es un aporte que se le brinda a la familia y esto es parte del objetivo de nuestro Sistema Penitenciario de integrarlos a las áreas laborales para que sean útiles a sus familias y puedan aportar al hogar”, agregó Moya Guevara.

En estos programas están integrados 1 mil 306 presos y presas en los diferentes centros penitenciarios del país, donde reciben cursos de sastrería, panadería, fabricación de losetas, postes, metalúrgica, artesanías y producción de alimentos.

Le damos gracias a Dios y a nuestro gobierno que se preocupa por la población penal, en reeducarnos y agradecemos al Sistema Penitenciario Nacional por darnos la oportunidad de venir a trabajar aquí, aprender un oficio el cual nos beneficia y hasta nos dan una ayuda, con eso ayudamos a nuestros familiares a que no tengan gastos. Estos programas nos abren la mente para ir cambiando cada día y ser mejores padres, mejores amigos, mejores esposos, mejores hijos y mejores hermanos”, dijo Miguel Berrios.

Cuando Miguel ingresó al Sistema Penitenciario a cumplir su condena, no sabía nada de construcción, aquí aprendió y se ha convertido en un experto en la fabricación de losetas y postes que se ocupan en la construcción de viviendas y sistema de tendido eléctrico.

También aprendió de carpintería y elaboración de artesanías, lo que le permite tener una abanico de oportunidades cuando se reintegre a la sociedad y a su familia.