En su mensaje por el 44 aniversario de la fundación de la Policía Nacional, el Presidente de la República de Nicaragua y Jefe Supremo de la Policía Nacional, Comandante Daniel Ortega Saavedra, recordó que hace 167 años, en la Batalla de San Jacinto, los yanquis sufrieron la Primera Derrota en Nicaragua.

También hizo la reflexión. “Queridos hermanos nicaragüenses, queridas familias de esta tierra, como decía Darío: aunque la patria sea pequeña, uno grande la sueña, no hay patria pequeña. Y, precisamente, estamos en el mes de la patria, donde una patria pequeña, Nicaragua. en los años del siglo pasado, 1850, 54, 55, en ese período, cuando ya los capitalistas, imperialistas, disputaban el tránsito por Nicaragua, la ruta de tránsito que llevara a los que estaban deseosos de ir a Europa, de Nueva York a San Francisco”.

El Presidente Ortega agregó que los invasores se dieron cuenta que era más seguro hacer la ruta por el mar, cruzando por el lago y el Río San Juan, en Nicaragua.

“De ahí se organizaron las empresas norteamericanas a disputarse esas rutas y, ahí miles de norteamericanos cruzaron nuestro país, algunos se quedaron ya aquí en Nicaragua, otros continuaron la ruta hasta la costa oeste de los Estados Unidos, porque allá estaba el oro, ahí estaba el oro”, mencionó.

En ese sentido, el Comandante Ortega, mencionó que cruzar el territorio norteamericano era de gran riesgo, de mucho peligro, “todavía había resistencia indígena, y luego estaban los asaltantes o delincuentes, que atacaban las caravanas de los que decidían recorrer el territorio norteamericano de una costa a otra”.

El Presidente y Jefe Supremo de la Policía Nacional manifestó que Nicaragua se convirtió en una ruta. “Entonces, bueno, esto se convirtió en una ruta que les daba mucha seguridad a los ciudadanos norteamericanos, hombres y mujeres que cruzaron nuestro territorio y fue, precisamente, ya en el mes de febrero que este territorio chiquito, una población ínfima, pero con hombres y mujeres con coraje, como lo ha tenido siempre nuestro pueblo, de un valor, de una dignidad; le propinó la primera derrota a los invasores yanquis, a los expansionistas yanquis, que habían sido llamados por uno de los partidos, para que los apoyaran en la disputa por la ruta y que se les pudiese adjudicar a otra empresa que estaba coludida con ese partido”.

En Nicaragua se hizo, se hace y se hará patria

En su discurso, el Presidente Ortega destacó este mes de septiembre, es el Mes de la Patria, “porque aquí en Nicaragua se hizo patria. Y ya para estos días, ya se estaban dando los enfrentamientos con el yanqui invasor, que había llamado hacer elecciones y lo exigió en el mes de octubre del año 1855, 56; les exigió a los que eran dirigentes políticos de Nicaragua, que se disputaban el poder: Liberales y Conservadores, en ese momento le exigió al presidente en disputa que tenía Nicaragua, que era el presidente Rivas, bueno, que tenían que haber elecciones y fueron a las urnas, varios se presentaron ahí a las urnas, y yendo también a las urnas, el yanqui filibustero invasor William Walker. Y se dieron las elecciones, imagínense, y ya para estos días del mes de septiembre, era presidente de Nicaragua, William Walker”.

Haciendo alusión a un escritor e historiador, el Presidente Ortega, mencionó la trágica comedia de William Walker, que representó la fase oscura del alma humana, del ministro residente de Estados Unidos, en Nicaragua, que entregó, participó y reconoció a Walker, como presidente de Nicaragua.

El Comandante Daniel resaltó que en este mes de la patria, “estamos ya acercándonos, ya a esta fecha histórica de defensa de la patria, ante un enemigo que era más poderoso en armamento, en experiencia militar y derrotarlo. Y quedó para la historia, y para vergüenza de los gobernantes yanquis, la derrota que sufrieron en San Jacinto, con el General José Dolores Estrada, al frente , y con Andrés lanzando la piedra, cuando se le acabaron las municiones, no salió huyendo, sino que tomó las piedras de los cercos de piedras, donde estaba atrincherado, y las lanzó y logró derribar más de un yanqui”.