La Policía de Nicaragua tiene su origen en el pueblo, su raíz es la Revolución, el 19 julio de 1979, tras el derrocamiento de la dictadura militar somocista. Y surge de hombres y mujeres jóvenes que conscientemente lucharon por la liberación de Nicaragua y que decidieron quedarse ahí, firmes, trabajando para seguir avanzando en este proceso de cambio que hoy estamos viviendo.

Hoy las historias de hombres y mujeres se cuentan como parte de esos 44 años de la Policía Nacional, con protagonistas como la Comisionada Mayor, muy pronto Comisionada General, Alba Luz Vargas, Co Jefa de la Delegación Policía de Nueva Guinea.  También el Comisionado Mayor, muy Pronto Comisionado General Luis Moisés Valle Corea, Co Jefe de la Delegación del Caribe Sur.

De igual manera la Comisionada Mayor, muy pronto Comisionada General, María del Carmen Poveda, Co jefa de la Delegación Autónoma del Caribe Norte y el Comisionado Mayor, pronto Comisionado General José Valvino Huete, también Co Jefe de la Delegación de Nueva Segovia.

Estos hombres y mujeres contaron parte de su historia en la Revista en Vivo Con Alberto Mora de canal 4. Ellos son parte de un grupo de 33 que van a ser ascendidos, entre ellos 19 mujeres.

Para la Comisionada Alba Luz Vargas  este ascenso significa mucho “principalmente para mí, ya que se trata de un nuevo compromiso. Y gracias a nuestro buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, el Comandante Daniel Ortega y a la Vicepresidenta Rosario Murillo, que están promocionando a nosotras las mujeres como Co Jefa. Considero un compromiso el ascendernos y reconocernos nuestros trabajos para continuar siempre al frente al servicio de la comunidad, garantizando seguridad a las familias nicaragüenses”, comentó.

Por su parte el Comisionado Luis Moisés Valle Corea, se trata de un reconocimiento al trabajo que se ha desarrollado en estos 44 años desde la fundación de la Policía Nacional.

Yo soy fundador, el reconocimiento que da nuestro gobierno, presidido por el Comandante Daniel y la Compañera Rosario, y sobre todo el compromiso que nosotros asumimos el día de hoy con nuestros ascensos, aparte de celebrar, también asumimos la gran responsabilidad de seguir sirviendo mejor a nuestro pueblo, nuestra experiencia, nuestro trabajo, aunado con el esfuerzo de nuestro pueblo, de nuestras instituciones para lograr en estos próximos años mejores resultados en nuestro trabajo, en beneficio de la seguridad y la paz de Nicaragua”, comentó.

Señaló que estos años de trabajo los ha llevado prácticamente a estar lejos de sus familias. “En estos 44 años, más de 25 yo he estado fuera de mi región, lejos de mi familia, más sin embargo, hemos hecho todo este trabajo convencidos de que es importante por la seguridad de este país, de nuestro pueblo, convencido, pero sobre todo consciente, de donde venimos y qué cosa es lo que nosotros perseguimos con nuestro trabajo”.

La Compañera Alba Luz Vargas lleva 22 años en la Policía, “una de las principales razones, me gustó desde niña el trabajo de la Policía, me gustaba saber que había disciplina, que hay orden en esta institución policial, y me llamó la atención y logré entrar a las filas de la Policía Nacional. Yo soy de origen de Nueva Guinea, desde la edad de 3 años viví en Nueva Guinea, pero la mayor parte de mi tiempo lo he ejercido en la ciudad de El Rama, siempre a garantizar y atender de manera satisfactoria las necesidades de nuestra población. He trabajado en varias áreas de la Policía. Hace 4 años que me trasladaron a Nueva Guinea, y hoy con la bendición de Dios, estamos logrando llegar a un lugar alto en esta carrera policial”.

Con respecto al entorno familiar destaca que la carrera policial “es una decisión que uno toma desde un inicio, tengo 3 hijos: 18, 13 y 9 años, y como policía ya desde chiquitos preparamos a nuestros hijos, de que el trabajo de la Policía no es fácil, que los horarios no son fáciles, que hay momentos que podemos estar con ellos, pero no va a ser siempre, pero siempre he tenido apoyo de mi familia”.

El Comisionado Luis Moisés Valle Corea tiene ya 6 años de estar en Caribe Sur, lejos de la familia, “pero más sin embargo en contado con el apoyo de mi familia y de nuestra jefatura, trabajando haciendo los mejores esfuerzos para tener resultados en beneficio de la seguridad en nuestro país y tranquilidad en nuestra familia”.

Para ambos compañeros actualmente la equidad de género a lo interno de la institución policial no es un discurso, “es una realidad a como se ve en las alcaldías y en nuestra Policía se manifiesta más cuando la jefatura suprema ha implementado la Co Jefatura en los 153 municipios del territorio nacional, lo que representa algo inédito en la historia de nuestro país” comentaron.

pOLICIA

Más historia de valor y dedicación

Alberto Mora también conversó con la Comisionada Mayor, próximamente Comisionada General, Maria del Carmén Poveda, Co Jefa de la delegación autónoma del Caribe Norte, y el Comisionado Mayor, pronto Comisionado General José Valvino Huete, también Co Jefe de la delegación de Nueva Segovia.

Para la compañera María del Carmen, su ascenso es un logro, un éxitos su recorrido por la institución, “tengo 43 años de estar en la institución policial, un recorrido por varios lugares, especialidades y es un logro alcanzado, pero también me siento satisfecha porque gracias a nuestro buen gobierno, el jefe supremo de la Policía Nacional, el Comandante Daniel Ortega, nuestra Vicepresidenta Rosario Murillo, nuestra jefatura. Y reconocer que estos logros han sido también, no solamente en lo personal, sino que a través que se ha hecho con la comunidad, nosotros nos debemos al pueblo nicaragüense”, expresó.

Reiteró que están seguros de dónde viene la Policía, "la Policía Nacional surgió de aquellos chavalos y chavalas del proceso revolucionario que luchó contra la dictadura somocista. Venimos de una formación, una mística, de unos valores que hemos venido transmitiendo de generación en generación, y al fortalecimiento de nuestra institución policial, y nos comprometemos a hacer mejor nuestro trabajo”. 

Para el compañero José Valvino Huete su ascenso significael reconocimiento del trabajo que hemos venido desarrollando durante 40 años que tengo de estar en la institución, significa el fortalecimiento al trabajo que como Policía desarrollamos día a día en la relación policía comunidad”.

Agradeció al Comandante Daniel y la Compañera Rosario, por estar fortaleciendo la Policía Nacional, en ese trabajo de garantizar la seguridad, tranquilidad y paz de nuestro pueblo. “Estamos claros de nuestra misión constitucional, garantizar la seguridad y la paz, la disciplina, los mandos”.

Destacó que casi 17 años ha estado lejos de su familia, “he estado en la Costa Caribe Norte, Managua, León, Granada, Carazo, Matagalpa, y actualmente Nueva Segovia,  quiero reconocer que mi familia me ha apoyado grandemente en mi trabajo, ha tenido la fortaleza y me ha permitido desarrollar mi trabajo de manera más eficiente, más dedicada y con mejores resultados para la seguridad en la comunidad”.

La Comisionada Maria del Carmén Poveda es originaria de Matagalpa, “he estado a lo largo de mi carrera, en El Triángulo Minero, más en Bonanza, y luego llegué hasta Puerto Cabeza, siempre en la Costa Caribe Norte, Bilwi, Puerto Cabeza. Nosotros somos formados con valores y una disciplina, somos obedientes, y nosotros nos debemos a donde nos necesite nuestro pueblo, donde nos mande nuestro gobierno y nuestra jefatura de la policía nacional”.

En el caso de su relación con la familia dijo que no ha tenido problemas, “gracias a Dios he tenido todo el apoyo de la familia, de la misma institución policial, el fortalecimiento que tenemos, nos ha llevado a decir aquí estamos, está la familia con nosotros, están nuestros compañeros, somos una familia, la Policía es nuestra segunda familia, eso nos ayudado a que donde hemos pasado y hemos andado siempre estemos firmes y leales”.

Ambos compañeros destacaron la vocación de servir y el orgullo de estar en las filas de la Policía Nacional y que los retos son seguir fortaleciendo la institución, seguir cumpliendo con los proyectos del Buen Gobierno de la mano de la comunidad. Seguir fortaleciendo la paz, y la tranquilidad ciudadana e inculcar sus valores al relevo generacional.