La Cruzada Nacional de Alfabetización (CNA) impulsada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en la primera etapa de la Revolución, marcó un hito hace 43 años, cuando miles de nicaragüenses dejaron de vivir en la oscurana al aprender a leer y escribir y darle un nuevo giro a sus vidas.

Jerónima Sofía Pulido Murillo tenía 13 años cuando conoció por primera vez las vocales y el abecedario que le enseñaron unos jóvenes que llegaron a alfabetizar a un albergue, donde ella se encontraba con su familia producto de las afectaciones de la crecida de un río en la comunidad Cuatro Palos, del municipio de El Jicaral, en León.

Yo sentía un poco de temor porque no sabía cómo era, pero cuando nos empiezan a llevar a la pizarra y a decirnos, estas son las vocales, el abecedario, pueden formar palabras con ellas, entonces ya nosotros nos sentimos más cómodas. Fue un cambio radical, porque dije, ahora no solo voy a escuchar las historias de Lencho Catarrán, ya puedo escribir ni nombre también y ponerlo en una hoja de cuaderno”, compartió la protagonista.

Asimismo, recordó que una vez que iniciaron a dar las clases, lo primero que empezó a escribir fue su nombre “y eso lo llena de satisfacción a uno, porque sabemos que eso nos va a servir para toda la vida”, señaló.

Esta fue una gran oportunidad de aprendizaje para Pulido Murillo, convirtiéndose en la primera integrante de su familia que aprendió a leer y a escribir y que luego le permitió también compartir esa enseñanza a sus padres, sus hermanas y vecinos, desempeñándose como maestra popular.

Yo me sentí en aquel momento como que mi vida cambió, como que renací nuevamente”, afirmó.

Agregó que la alfabetización le dio fuerzas para seguir estudiando, logrando culminar sus estudios de Primaria y el bachillerato y luego estudiar docencia en la Escuela Normal de Managua, que le permitió obtener el título de Maestra de Educación Primaria.

Actualmente, Jerónima Sofía tiene 47 años y es Asesora Pedagógica de Educación de Adultos en el distrito VII de Managua, donde trabaja con 49 maestras populares, con círculos de estudios en diferentes barrios, así como con técnicos que hacen visitas territoriales llevando programas emblemáticos del Gobierno.

“Estamos captando todas aquellas personas en coordinación con los compañeros políticos de sector para que los muchachos (mayores de 15 años) ingresen y obtengan ese aprendizaje significativo”, aseveró.

Pulido resaltó que este programa de alfabetización impulsado por el Gobierno Sandinista ha venido a sacar de la oscurana a todas aquellas personas que no tenían nada de aprendizaje, con la facilitación de textos y enseñanza gratuitamente en horarios flexibles.