Las brigadas del Ministerio de Salud visitaron más de 1 mil 200 viviendas del barrio Hialeah del distrito I de Managua, donde impulsaron la sexta jornada de lucha antiepidémica que persigue eliminar los zancudos en cualquiera de sus fases, y de esa manera prevenir las enfermedades vectoriales como el dengue, chikungunya y zika.

En cada una de estas viviendas se realiza la destrucción de criaderos de zancudo, se limpian los patios y se aplica el larvicida abate, que busca eliminar la fase acuática del mosquito.

“Nos encontramos en la aplicación del abate, esto es para eliminar los zancudos en su etapa acuática y por eso es muy importante que como pobladores nos sumemos a esta lucha. La eliminación del zancudo en su etapa acuática es importante porque evitamos que alcance la fase adulta, que es cuando pica y puede infectarnos de dengue”, señaló la doctora Dilvia Flores, del Centro de Salud Roberto Herrera.

Entre otras tareas que se realizan en esta batalla vectorial, es limpiar y cepillar pilas y barriles, se hace esto porque precisamente en las paredes de estos lugares donde el zancudo adulto pone sus huevos y solamente se necesita tres días para que se desarrolle.

“Debemos limpiar los patios y todos aquellos depósitos donde se pueda almacenar agua, limpiar las canaletas de los techos, el zinc, para evitar los criaderos y ante la presencia de cualquier síntoma como fiebre, dolor de cabeza o dolor muscular se debe acudir al centro de salud”, añadió Flores.

Ahora que estamos en invierno, hay mucha aceptación de las familias en permitir el ingreso de los brigadistas de salud, porque reconocen en su trabajo, una parte vital para ganarle la lucha a los zancudos.

Doña Rosaura Mejía Vega, aplaudió que los trabajadores de salud hayan llegado a su casa, para recordarle las recomendaciones de cómo evitar los zancudos.

“Que ellos vengan es un bien para nosotros, para que vivamos en lo aseado, yo mi casa me gusta mantenerla limpia, siempre lo hacemos, tenemos que estar en lo limpio y siempre le digo a mis vecinos que no mantengamos aguas estancadas para que no haya moscas, que no haya zancudos y no nos enfermemos”, expresó Rosaura.