La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua recordó que este 19 de Abril, los nicaragüenses celebramos en grande la Paz, Nuestra Victoria.

“18 de abril y Nuestra Victoria es la Paz. La Paz, Nuestra Victoria. Mañana celebramos la vida, la esperanza, la confianza en Dios, la fe que nos fortalece, celebramos en grande la Paz que Dios ha derramado sobre este pueblo suyo, que Dios derrama y que nosotros cuidamos celosamente, resguardamos con todo nuestro corazón, cumpliendo precisamente, el mandato cristiano, socialista, solidario, de vivir como hermanos, de vivir en Paz, de vivir tranquilos, de vivir seguros, de compartir, de saber convivir, de saber respetarnos y de trabajar todos los días para prosperar”, comentó la Compañera Rosario.

“Mañana decimos en grande voz alta, la Paz nuestra Victoria, o nuestra Victoria es la Paz. Cómo nos sentimos de orgullosos de ser este pueblo grande, este pueblo digno, este pueblo soberano, este pueblo que prioriza la concordia y desde la concordia, la alegría, la dicha, el bien común, cómo nos sentimos de orgullosos de ser este pueblo que por Gracia del Padre Celestial va adelante porque vamos adelante, siempre más allá”, dijo.

“Ni Pudieron, Ni Podrán, porque no podrán, porque atentar contra la Paz, es atentar contra la vida, es la muerte, por eso, Ni Pudieron, Ni podrán, porque queremos vivir, trabajar, prosperar, vivir contentos, tranquilos, seguros, vivir como merecemos, como pueblo amoroso, como pueblo de cariño, y como pueblo con bienestar y derecho, la Paz es nuestra victoria, y la Paz es el camino y una Patria en Paz es lo que todos queremos”, añadió la Vicepresidenta de la República.

“Nosotros sabemos, hemos sufrido en carne propia las discordias, el conflicto, la ambición, el servilismo, el odio, el odio que quisieron extender por toda nuestra Nicaragua con incendios, saqueos, violaciones, crímenes de todo tipo, el odio, pero no prevaleció, porque es el amor lo que prevalece, porque es el amor que todo puede y todo vence”.

Día Nacional de la Paz, nuestra victoria es la Paz.
Paz y Bien,
Paz y derechos,
Paz, Patria y Prosperidad.
Porvenir.

“Así vivimos y así vamos a seguir viviendo porque es lo que Dios manda. Dios dice Paz, Dios dice darnos la paz, Dios dice mantengamos encendida la llama sagrada del amor, del corazón cálido que afirma Paz, finalizó.