Dedicó este reconocimiento a quien Lidera la histórica transformación revolucionaria en la vida de las mujeres nicaragüenses, ya que la mujer tiene un gran papel no solo en la sociedad, sino también en todos nuestros corazones. Ella es el nervio sensible, la arteria pulsante y el río que fluye del dar. Su bondad reforma la sociedad, y su corrupción la corrompe. Ella es la madre, hermana, esposa, amiga y amada. En el Día Internacional de la Mujer, debemos felicitarnos por la presencia de cada mujer que marcó un impacto. En nuestras vidas, todos los momentos con mujeres se convierten en días festivos.

El Día Internacional de las Mujeres está dedicado a celebrar los logros de las mujeres en las esferas sociales, económicas, culturales y políticas. La celebración mundial del Día Internacional de la Mujer es un momento para reflexionar sobre la lucha y avances de las mujeres, abogar por lo que aún se necesita y trabajar para seguir derribando barreras, con más de un siglo de historia, en un movimiento en crecimiento centrado en la unidad y la lucha por la equidad de género.

Las transformaciones revolucionarias e históricas que hoy vive Nicaragua, gracias a Dios que nos dio líderes mujeres y hombres con gran fe, que creen en el papel del hombre y la mujer en un plano de igualdad, en la misma medida y manera para un futuro próspero y crecimiento para todos los miembros de la sociedad sin distinción de raza, genero, color o condición económica,

Principios tenemos que llevar en nuestra mente y corazón, como dijo el Che Guevara: “Enséñales a tus hijos que la patria es el honor, el hogar es la vida, enséñales que fuimos cobardes y que ellos son fuertes... Enséñales que la civilización es la madre y la mujer la compañera”.

En momentos en que Nicaragua avanza bajo el sabio liderazgo del Compañero Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, luchadores incansables por la libertad, Justicia, la igualdad de género, paz y estabilidad, que han mostrado que el amor se construye el País y la felicidad de su pueblo pero, lamentablemente en otras sociedades en el mundo que hablan de manera falsa, de igualdad de género, libertad, justicia y democracia, hay mujeres que todavía luchan por obtener y buscan sus derechos básicos, su empoderamiento, respeto social, independencia y disfrute de oportunidades en su vida social, iguales a las oportunidades que tienen los hombres, y esto es lo que se llama “igualdad entre los hombres” y mujeres.” Este concepto no significa que los sexos sean iguales en todo, sino que pretende eliminar los obstáculos en el camino para que las mujeres se realicen, y eliminar la idea de discriminación y dar oportunidades basadas en igualdad y equidad de género.

Por eso hacemos un llamado a las mujeres del mundo a guiarse por el modelo nicaragüense de igualdad de derechos de género, es posible lograrlo cuando existe la voluntad revolucionaria que crea en el futuro, aborda los desequilibrios y desigualdades de poder entre los dos sexos, empoderando a las mujeres en el proceso de toma de decisiones, ya sea a nivel privado o público, y no exclusivamente en manos de los hombres. La importancia de lograr la igualdad entre hombres y mujeres radica en el establecimiento de sociedades saludables con pleno potencial humano, y la realización del principio de la plena participación con igualdad de Derechos.

La importancia de la igualdad en la participación política, la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones en los campos políticos es muy importante, ya sea en el campo de la gobernabilidad política o en instituciones efectivas. Los estudios han demostrado que los países en los que las mujeres participan activamente o lideran en el campo de la política, su sociedad avanza de forma más acelerada para responder a las demandas populares, y mayor realización de la igualdad, y esto es muy notable en nuestra querida Nicaragua y no lo ven sólo aquellos que quieren tapar el sol con un dedo.

La presencia de las mujeres nicaragüenses hoy al frente de la escena política guiada desde la presidencia, en los consejos legislativos y ejecutivos de todos los niveles locales, departamentales y nacionales, las vincula más y potencian la legitimidad de los parlamentos y consejos de gobierno tanto de hombres como de mujeres, lo que enaltece los derechos humanos, capital humano y mejora el nivel de vida de la sociedad.

Todo el agradecimiento a la hermana, amiga y compañera Rosario Murillo, y en especial el compañero Daniel ortega y el pueblo nicaragüense por la confianza depositada en el papel notable, revolucionario y transformador conducido por la compañera Rosario Murillo de manera continua a las mujeres Nicaragüense para restituir su verdadero lugar junto a sus compatriotas, hermanos, amigos, compañeros, esposo y novio , para crear una sociedad feliz en paz, que día tras día crece en prosperidad, progreso y desarrollo.