El vicealcalde de Managua Enrique Armas, supervisó este martes la pavimentación de 11.2 cuadras que la comuna ejecuta en la comarca Los Membreños, del distrito I de la capital.

El revestimiento asfáltico beneficiará a 865 habitantes, con una inversión de 7 millones 782 mil 984 córdobas, lo que garantizará bienestar y el porvenir a 174 familias de esa comunidad, que contarán con mejores vías de acceso y condiciones de vida.

El vicealcalde Armas, recordó que en la referida comarca ubicada en la periferia sureste de la capital, la comuna ha construido 4 viviendas dignas, en restitución de derechos a las familias que viven en riesgo de vulnerabilidad.

Con respecto al avance del programa “Calles para el Pueblo” el vicealcalde dijo que hasta lo que va del mes de enero se han construido 57 calles pavimentadas en Managua, lo que representa el 6% de lo establecido para este año.

Vamos a tener 105 calles asfaltadas y de concreto hidráulico en todos los distritos de la capital”, precisó Armas durante su encuentro con los pobladores de la comunidad de Los Membreños.

En otro orden, Enrique dijo que para este año la municipalidad invertirá en el distrito I de Managua 43 millones 311 mil 754 córdobas en obras de mejoramiento vial, drenaje pluvial y sanitario, construcción de caja puente, cunetas y bordillos, instalación de rejillas y tapas de concreto.

Son más de 8 barrios los beneficiados, entre ellos la comarca Gracias a Dios, Félix Pedro Chavarría, San Isidro de la Cruz Verde, barrio René Cisneros, Colinas del Memorial Sandino, Hialeah, Jonathan González, Santo Domingo, entre otros.

Flor de María Ruiz pobladora de la comunidad Los Membreños dijo “estamos felices con esta gran obra que nos construyó la Alcaldía de Managua por orientaciones del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo”.

“Tengo 44 años de vivir aquí, pero esto es un sueño cumplido gracias a Dios y a nuestro buen Gobierno”, precisó la pobladora.

Yolanda Camacho, recordó que con el camino en tiempos de invierno “no podíamos salir de nuestras casas, lo que hacíamos es irnos por veredas”, al tiempo que solicitó a la comuna colocar en la avenida unos reductores de velocidad en las inmediaciones del colegio donde las familias envían a sus hijos.