En un partido muy disputado celebrado en el Estadio Nacional Soberanía, los Gigantes de Rivas vencieron 4 a 3 a los Indios del Bóer gracias a un hits impulsador con las bases llenas del rivense William Vazquez en el duodécimo episodio.

De esta manera los Gigantes se ponen a la delantera en esta final a siete partidos de la Liga de Béisbol Profesional. El segundo partido se celebrará este domingo en el estadio Yamil Ríos Ugarte de Rivas.

La serie final se espera muy atractiva por la calidad de  ambos equipos, aunque los expertos inclinan la balanza al equipo rivense.

Por los Indios abrió Yeudi García y por Rivas el zurdo Leonardo Crawford, quienes salieron sin decisión al laborar 5 y 6 episodios respectivamente.

La primera carrera del partido se produjo en el inicio del cuarto episodio por  jonrón solitario por el jardín izquierdo del rivense Jesus Valdés. Al cierre de ese inning el Bóer emparejó el marcador con otro vuelacerca disparado por Ademar Rifaela.

En el sexto el juego se puso 3 a 1 favor de Rivas, primero por un jonrón de línea del costeño Cheslor Cuthbert de Rivas contra Wilder Rayo. El mánager del Bóer Joel Fuentes llegó con la grúa y trajo al lanzador José Roca que recibió otro hit impulsador de Iván Marín para la tercera carrera anotada por Ofilio Castro. Roca fue sustituido por Bryan Torres.

En el cierre del séptimo inning el Bóer empató el partido a 3 carreras. Ese inning por Rivas lo inició lanzando Euclides Leyer quien solamente sacó un out al dar dos bases por bolas consecutivas, por lo que el manager Lenin Picota decidió relevar con el zurdo Carlos Teller, quien hizo un mal lanzamiento a primera base permitiendo que el Bóer anotara la segunda carrera y posteriormente la tercera por mal fildeo de Iván Marín en elevado corto al jardín derecho.

El partido se resolvió en el inicio del duodécimo inning con el imparable de William Vasquez con las bases llenas. El pitcher ganador Victor Capellan y el perdedor Juan Sulbarán.

Ambiente muy animado

En las graderías del majestuoso Estadio Nacional Soberanía se vivió buen ambiente, donde hizo mayor ruido la fanaticada de los mimados de la capital que incluyó la barra brava junto con su estruendosos tambores.

Los fanáticos de los Gigantes de Rivas también hicieron presencia, eso sí en menor cantidad, algo que cambiará mañana domingo cuando se juegue en Rivas.

El cronista deportivo Gabriel Valerio considera que Rivas salta como el favorito, debido a que desde inicio de temporada conformaron un equipo sólido defensiva y ofensivamente.

"Será clave lo que pueda aportar Jesús Valdez y Cheslor Cuthbert; pero sobre todo el pitcheo del MVP y triple corona de la temporada Ronald Medrano; además Leonar Crawford", dijo Valerio.

"Vamos a ganar en esta final, el Bóer en Managua es el número uno, es el equipo favorito de la capital y es importante esta final porque atrae el público", dijo Julio López de Managua.

"Como fanáticos de Rivas estamos muy felices de estar en otra final y contentos por el trabajo que ha hecho el equipo en esta temporada. Hoy estamos en una nueva etapa gracias a nuestro gobierno sandinista que promueve el deporte en todo el país, ésta es una fiesta del béisbol y creemos que ganamos en seis partidos", señaló Cristian Jimenez de Rivas.

"Espero que el Bóer gane, y creo que esta serie se va en seis juegos a favor del Boér", dijo el capitalino Rolando Castro.

Con este primer partido se cantó el Play Ball, en la que los boeristas esperan que los Indios ganan por primera vez una liga profesional en el estadio Nacional Soberanía. La última vez que el Bóer ganó una liga profesional fue en la temporada 2014-2015 en el antiguo estadio nacional y en esa ocasión se convirtieron en pentacampeones.

Mientras los Gigantes de Rivas en 10 ocasiones han sido finalistas, pero solamente en 3 han ganado el campeonato.